La Unesco estudia las quejas sobre la "grave" situación del Parque Nacional de Doñana

  • Estudia si es merecedor de seguir ostentando el título de Patrimonio de la Humanidad, concedido al parque en la década de los 90.
  • La Unesco baraja la posibilidad de incluirlo en "lugares en peligro".
Las marismas de Doñana, en una imagen de archivo.
Las marismas de Doñana, en una imagen de archivo.

La Comisión Permanente del Convenio de Patrimonio Mundial de la Unesco, que se reúne a partir de este domingo y hasta el 3 de agosto en Brasilia (Brasil), estudiará si el Parque Nacional de Doñana, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994, reúne las condiciones para seguir ostentando este título o se incluye en la lista de 'lugares en peligro'.

Esta evaluación sobre la situación del Parque Nacional de Doñana parte de las diferentes quejas interpuestas en el último año por dos organizaciones ante la Unesco: el Club Doñana, integrado por miembros del antiguo Patronato del enclave natural, y la Plataforma Refinería No de Extremadura, en las que ambas entidades alertan sobre la "grave situación medioambiental que de manera global sufre Doñana".

Tal y como explicó el portavoz del Club Doñana, el abogado Jesús Vozmediano, el estado de conservación del espacio es "muy negativo" en la actualidad, especialmente, por la "paralización" del Programa Doñana 2005, un plan de regeneración auspiciado por el Gobierno central después del desastre ecológico de Aznalcóllar.

Entre los indicadores que hablan de los "problemas" de conservación que tiene el espacio, el portavoz destacó la "cantidad y pésima calidad de las aguas", así como el "caos en el que se halla sumido el entorno de Doñana por la proliferación de pozos ilegales, principales causante de la sobreexplotación del acuífero Almonte-Marismas del que se nutre Doñana".

Asimismo, se refirió al "gran impacto" ecológico que tendrá la variante de El Rocío, en Almonte (Huelva), que pretende desviar el tráfico de la A-348 o la proyección del oleducto del Grupo Gallardo, cuyo trazado, desde Extremadura hasta el puerto de Huelva, atraviesa el espacio natural, así como la instalación de nuevas centrales termosolares en las marismas de Doñana.

Además, aseguró que el Proyecto Doñana 2005 se halla "totalmente paralizado" desde hace varios años y ha dejado pendiente una de las actuaciones más importantes, la recuperación de la cuenca del Guadiamar, de la que proviene la principal aportación de agua para Doñana desde el norte. A ello, se une, apuntó, que la Comisión Científica que sustenta el proyecto "no se reúne desde hace cuatro años".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento