Cientos de manifestantes pertrechados con pancartas y silbatos corearon proclamas como «más vestuario, menos talonario», en alusión a la falta de prendas del uniforme y a las presiones que dicen recibir para que pongan más multas.

Sueldos «precarios»

Según los sindicatos, los 620 agentes de movilidad  que trabajan en la capital (la mayoría funcionarios desde el 3 de enero) cobran sueldos «precarios», a algunos de ellos les falta material tan básico como los walkie-talkies, sus locales no están bien habilitados y han recibido una formación «insuficiente».