Red vs. Blue
Red vs. Blue es una serie futurista que enfrenta a soldados rojos y azules.
Ya no hacen falta presupuestos multimillonarios ni cientos de diseñadores gráficos  o miles de horas de trabajo para montarse una película de animación. Se elige un videojuego, se toman sus personajes y escenarios, se añaden diálogos, sonido y efectos y... ya está. Es lo que se conoce como machinima (del inglés machine cinema, máquina y cine).

Esta técnica prolifera en Internet, donde aficionados y productoras más o menos profesionales dan a conocer sus creaciones. Entre ellas hay cortometrajes, películas e incluso series con decenas de capítulos.

El undécimo arte

  • Cuenta ya con academia: la Academy of Machinima Arts & Sciences existe en Machinima.org.
  • Y premios: a semejanza de los Oscar, la academia entrega los Mackies en noviembre. Además, el Festival de Sundance ya cuenta con una categoría dedicada al machinima.
  • Sus secretos: en los libros 'Rise of the Machine', de Brendan Sinclair, y '3D Game-Based Filmaking', de Paul Marino, ambos en inglés.
  • Con música: aquí pueden verse videos en machinima de Franz Ferdinand, Evanescence, The Killers o Beastie Boys.
  • Sin fines comerciales:  no puede usarse con ánimo de lucro, salvo que los creadores de los videojuegos cedan sus derechos.

¿Qué, cómo y dónde?

Hay numerosas páginas de Internet dedicadas al género, como Machinima.com o Machinimag.com, con enlaces para ver las películas y aprender a rodar historias propias con esta técnica. El machinima no tiene horas de emisión ni pases. Basta con descargarse los archivos y verlos cuando se desee.

Algunos de sus grandes éxitos

  • Red vs. Blue: Esta serie bélico-futurista enfrenta a soldados rojos y azules a lo largo del espacio. Su lucha dura ya más de 50 capítulos.
  • Larry & Lenny: Otra serie, protagonizada esta vez por dos leñadores nada convencionales que intercambian sus raros puntos de vista sobre la vida.
  • StrangerHood: Los Sims se convierten en protagonistas de una serie al estilo de Friends, que actualmente va por su noveno episodio.