El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, ha visitado este jueves las obras del futuro Parador de Lorca (Murcia) que se prevén que estén terminadas a principios del próximo año, momento a partir del cual comenzará el acondicionamiento interior, con lo que podría inaugurarse durante el segundo semestre de 2011.

Durante la visita, Mesquida se ha interesado especialmente por el proyecto de musealización de los restos arqueológicos encontrados en el proyectado pabellón Este; una sinagoga y casas y edificaciones judías, con una Miqwé, del siglo XV, que podrán ser visitados por los turistas, además de por los clientes del Parador.

El futuro Parador de Lorca, cuyos pabellones norte y oeste están prácticamente finalizados, se ha edificado sobre una superficie de 13.625 m2, dentro del recinto del Castillo.

La inversión prevista es de 25 millones de euros, con cargo a los presupuestos del Instituto de Turismo de España (Turespaña), a los que hay que añadir los tres millones correspondientes a mobiliario, decoración y dotaciones hoteleras, que llevará a cabo la Sociedad Paradores de Turismo.

Asimismo, según fuentes de la Delegación del Gobierno, dentro del presupuesto se han destinado seis millones de euros a la musealización de los restos arqueológicos encontrados y urbanización del entorno del Parador.

La apertura del Parador garantiza la conservación y puesta en valor de los hallazgos que han contado, en todo momento, con la supervisión del Servicio de Patrimonio Histórico de la Dirección General de Cultura de la Comunidad de Murcia.

El parador dispondrá de una oferta hotelera de alto nivel, con 76 habitaciones dobles, varias de ellas suites, distintos comedores, salón polivalente de convenciones, salones sociales, Spa con piscinas interior y exterior incluidas, aparcamiento y jardines.

Durante su visita a las obras, a la que acudió el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar; y el alcalde de la localidad, Francisco Jodar, el secretario de Estado de Turismo ha afirmado que la idea principal del proyecto es la de "potenciar el recinto histórico del castillo como punto de encuentro de las tres culturas mediante la conservación de los restos cristianos, islámicos y judíos más significativos, que quedarán integrados en el Parador, como un único conjunto".

Por último, Mesquida ha destacado que con esta construcción "se satisface una vieja aspiración de la comunidad murciana que durante los últimos 15 años había solicitado en numerosas ocasiones la edificación de un Parador, que complementara su oferta turística y se uniera al importante patrimonio cultural e histórico y a la riqueza enogastronómica de Murcia".

Consulta aquí más noticias de Murcia.