El Paseo de Zorrilla de Valladolid incorporará un carril bici en las zonas donde se ha ensanchado la acera

Las obras para la creación de los "anchos" viales exclusivos de autobús concluirán a primeros de septiembre En dicho mes se prevé que comience el cobro de la ORA en el barrio de Cuatro de Marzo

Las obras para la creación de los "anchos" viales exclusivos de autobús concluirán a primeros de septiembre En dicho mes se prevé que comience el cobro de la ORA en el barrio de Cuatro de Marzo

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha apuntado hoy que el Paseo de Zorrilla de la capital incorporará un carril bici en las aceras de las zonas donde se ha eliminado el antiguo carril 'bici-bus' y que ahora cuentan con espacios notablemente más anchos para los peatones.

El regidor vallisoletano ha visitado hoy las obras de mejora de la movilidad del Paseo de Zorrilla, que ya se han completado en siete dársenas de autobuses de las nueve que estaban previstas. León de la Riva ha incidido en que los trabajos se destinan a la creación de un carril exclusivo de autobús en el margen derecho de cada sentido del Paseo que contará además, como establece la Ley, con una anchura ligeramente mayor a los otros dos.

Además, en conversación con los medios de comunicación ha explicado que en zonas de la calle en las que se ha eliminado el antiguo carril bici-bus con un notable ensanchamiento de las aceras —como en la esquina del Lucense y delante del Corte Inglés— se creará un vial para bicicletas dentro del espacio peatonal.

León de la Riva ha recordado que en muchas ciudades europeas los carriles bici se han diseñado de esta manera y, de hecho, en un pequeño tramo del Paseo de Zorrilla —entre el cruce de García Morato y el de la calle Capuchinos— ya se cuenta con un vial con esta configuración.

Hasta el momento, se han terminado siete dársenas que ya están situadas junto a la calzada principal, para evitar las maniobras de entrada y salida de los carriles de servicio que efectuaban los autobuses por el Paseo de Zorrilla.

En concreto, las paradas con el nuevo diseño son las del número 6 (entre San Ildefonso y Juan de Juni); el 88, (antiguo bar Lucense); 39, en la esquina con Puente Colgante; 65, frente a El Corte Inglés; y 89, en la esquina con la calle Goya. Además, se ha creado una nueva parada en la calle Puente Colgante 49, como consecuencia de la supresión de la que había ante la plaza de Toros.

En estas zonas se han llevado a cabo dos actuaciones distintas. En algunas de las dársenas se ha mantenido el espacio que ocupaba el carril bici-bus para instalar las paradas, mientras que en otras zonas se ha suprimido este antiguo vial con un ensanchamiento de la acera e incorporando la parada justo al lado del tercer carril del Paseo de Zorrilla.

De esta manera, donde se haya mantenido el carril derecho bici-bus el autobús tendrá una entrada a la parada y una salida que se regulará con un semáforo que se pondrá verde unos segundos antes que los tres centrales, para que el autobús tenga mayor prioridad y consiga la ansiada "velocidad comercial", a la que el alcalde considera un factor "fundamental" para los usuarios.

Con todo ello, ha insistido León de la Riva, el Paseo contará con un carril bus "de verdad" con una anchura de 3,25 metros (frente a los tres del resto de carriles) para "prevenir" el incremento de circulación de tráfico que se espera a partir del momento en el que se corte el Paseo del Arco de Ladrillo por el inicio de las obras del soterramiento, fecha que, no obstante, se retrasará por los recortes de inversiones marcados por el Gobierno de España.

En la actualidad, las obras se centran en trabajos como la realización de las dársenas de Paseo de Zorrilla, 130 (El Corte Inglés) y 164 (frente al antiguo Matadero). También se interviene para la creación de un tercer carril en la Plaza Doctor Quemada, junto al semáforo, para que el tráfico procedente del Puente de la División Azul que gire hacia el Paseo Zorrilla en sentido sur pueda circular con más fluidez.

Mientras tanto, se incorporará un carril más en el sentido contrario aprovechando la antigua franja de la parada del autobús y de estacionamiento en línea. De esta forma, en el semáforo que regula el giro hacia la Plaza Doctor Quemada, habrá dos carriles para este movimiento (los de la izquierda) y dos para continuar recto en sentido Plaza de Zorrilla.

Beneficio para los vecinos

Las obras en el entorno del Cuatro de Marzo conllevan la supresión de la línea de aparcamiento del sentido sur del Paseo que contaba con unas 80 plazas. Este ha sido uno de los motivos por los que el Ayuntamiento ha acordado con la empresa que gestiona el estacionamiento regulado de la ORA la ampliación de la línea azul a la zona de Cuatro de Marzo. León de la Riva apostilló que esta medida "beneficiará a los vecinos del barrio y perjudicará a los trabajadores del Corte Inglés que viven fuera de la ciudad".

Cuando se concluya el trabajo en el Paseo de Zorrilla, previsiblemente a principios de septiembre, aún se continuará con la ejecución de trabajos en la calle Daniel del Olmo para eliminar el estacionamiento en toda la vía, con dos carriles por sentido; se impermeabilizará la mediana para impedir el estacionamiento sobre ella, se prohibirán los giros a la izquierda en la intersección con Vázquez de Menchaca. Además se incluirá en el sistema centralizado del control de tráfico las nuevas intersecciones y se colocarán cámaras de control.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento