Melocos
El grupo Melocos en una imagen promocional. SONY MUSIC

Jaime Terrón, cantante de Melocos, interrumpe un ensayo para atender a 20 minutos por vía telefónica. El grupo se encuentra grabando las maquetas para su próximo trabajo.

Tengo el teléfono de Jaime Terrón. ¿Cree que alguna fan pagaría por él?
Pagar, no sé. Pero alguna curiosa habría, seguro (risas).

¿Le llaman de vez en cuando de números desconocidos?
Mucho. El día de mi cumpleaños me llamó una fan a las ocho de la mañana para felicitarme. Y se pusieron todos: el padre, la madre, la abuela...  No tengo ni idea de de dónde sacó mi teléfono.

Algún amigo se lo daría...
Es posible. Aunque en lo que va de año he perdido cuatro móviles, y mi número da muchas vueltas.

¿Alguna vez se ha llegado a sentir acosado?
No, no. En absoluto. Todavía no (risas).

El éxito se lleva bien, entonces.
Sí. Yo no he cambiado absolutamente nada. Sigo yendo a los mismos sitios, teniendo los mismos amigos... Ése es el secreto para tener los pies en el suelo.

¿Y su familia? ¿Cómo lo lleva?

Creen que deberíamos haber terminado la carrera. Pero era incompatible con esto.

¿Les dan consejos para que no vayan por los caminos peligrosos de la fama?
No hace falta. Ellos saben bien que no somos de ir por esos caminos.

Hablemos de música. Su último disco, 45rpm, ha tenido una gran acogida...

Los fans lo han recibido con los brazos abiertos. Es una suerte, con los tiempos que corren. Nos ha dado lo que queríamos, una gira de verano. Y también credibilidad de cara a la discográfica.

Cuando empiezas en esto, todo el mundo opina y mete mano en tus discos¿No la tenían?
Bueno, cuando empiezas en esto, todo el mundo opina y mete mano en tus discos. Ahora escuchamos las opiniones, pero somos nosotros los que decidimos. O eso cree- mos (risas).

¿De quién fue la idea de grabar un disco de versiones?
De la compañía. Había que sacar un disco de cara al verano. Lo que iba a ser un EP se convirtió en disco. Y estamos muy orgullosos del resultado final.

¿Cómo fue la experiencia de grabar con alguno de los autores de las canciones originales?

Un lujo. Y un aprendizaje constante. Todos son gente normal y corriente, nada altivos y muy simpáticos.

¿Cuál es el secreto del éxito de Melocos?

Sobre todo, muchas horas de ensayo. Nos lo hemos currado, nunca nadie nos ha regalado nada. A pesar de que somos jóvenes, llevamos ya siete años en esto.

¿La imagen también ayuda?
Bueno, tampoco somos un grupo de guapos. Y aunque lo seas, al final lo importante son las canciones.

La juventud no fue un impedimento para hacer de jurado en un casting de Operación Triunfo. ¿Cómo fue la cosa?
Bien. Estaban buscando precisamente el perfil de alguien joven. Es promoción para el grupo, y a nivel personal también me viene bien.

¿Tiene la misma valía un grupo que viene desde abajo que una cantante que triunfa gracias a un concurso televisivo?

Triunfar gracias a OT es un poco como empezar la casa por el tejado. La tele ayuda, pero lo que está claro es que cuando sales de la academia te lo tienes que currar igual. De hecho, casi todo los que han salido de allí no han llegado a nada. Los que sí lo han conseguido ha sido gracias a su esfuerzo y sus ganas.

Melocos se han manifestado alguna vez contra la piratería. ¿De verdad no se ha bajado ningún disco este año?

Ninguno. Es la verdad. Los que necesito, voy a la compañía y los cojo (risas).

BIO. Se formaron en El Puerto de Santa María (Cádiz) en 2006. Han publicado tres discos, Melocos, Somos y 45rpm, con versiones de Radio Futura, Los Secretos o Modestia Aparte.