Obama: "El pueblo de EE UU jamás volverá a pagar por los errores de Wall Street"

Barack Obama levanta sus manos después de firmar la ley de la reforma del sistema financiero en Washington DC.
Barack Obama levanta sus manos después de firmar la ley de la reforma del sistema financiero en Washington DC.
Chip Somodevilla/ EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama, promulgó este miércoles la mayor reforma financiera desde la Gran Depresión que, a su juicio, impedirá rescates de Wall Street con fondos públicos y ofrecerá "las mayores protecciones a los consumidores en la historia" de su país.

"Esta reforma ayudará a fomentar la innovación, no a perjudicarla", dijo Obama en una ceremonia en el edificio Ronald Reagan de Washington ante unos 400 líderes de los sectores público y privado que tuvieron un papel relevante en el impulso de la ley.

Según Obama, la "causa principal" de la recesión fue "el descalabro de nuestro sistema financiero", y agregó que la crisis de 2008 fue fruto de la irresponsabilidad de algunos sectores en Wall Street y en los pasillos del poder en Washington.

Durante años, afirmó, el sector financiero estuvo gobernado por "reglas anticuadas y débilmente aplicadas que permitieron a algunos sacar ventaja del sistema y tomar riesgos que pusieron en peligro a toda la economía".

En respuesta, dijo, la reforma promoverá la transparencia y simplicidad en los préstamos y tarjetas de crédito para los consumidores.

"No más rescates"

"Gracias a esta ley, al pueblo estadounidense jamás se le pedirá de nuevo que pague por los errores de Wall Street. No habrá más rescates financiados por los contribuyentes, punto", sentenció Obama, que arrancó numerosos aplausos de la audiencia.

La reforma financiera, aprobada en el Congreso con el apoyo de un puñado de republicanos, permite al Gobierno de EE UU desmantelar empresas que pongan en peligro la economía, crea una entidad de protección financiera para los consumidores y eleva la vigilancia del complejo entramado financiero del país, especialmente del mercado de derivados.

La Reserva Federal dirigirá la agencia de protección de los consumidores, que vigilará todo tipo de transacciones financieras, desde préstamos bancarios e hipotecarios a las tarjetas de crédito.

Críticas a Obama

No faltaron las críticas, en particular de republicanos y de la propia Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El legislador Spencer Bachus, el republicano de mayor rango en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, afirmó que con esta reforma financiera "el Gobierno está tomando el control de la economía".

Lejos de ser un recetario para reactivar la economía, "el presidente y los demócratas hoy dieron a los reguladores financieros el poder de crear incertidumbre financiera durante años" y sólo creará más problemas para los negocios, agregó Bachus en un comunicado.

El presidente de la Cámara de Comercio de EE UU, Thomas J. Donohue, afirmó que esta reforma supondrá una carga para el empresariado, "no fortalecerá nuestros mercados de capital, no reactivará la economía ni ayudará a crear nuevos empleos, excepto en el Gobierno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento