Mano dura contra los ‘gorrillas’ en Valencia: investigan al doble en sólo un año

  • Las diligencias contra los aparcacoches alcanzan las 614 en seis meses.
  • En cambio, en todo el año pasado hubo 558.
  • Además, hay otros 39 casos que incluyen delitos.
Un ciudadano da una propina en el paseo marítimo
Un ciudadano da una propina en el paseo marítimo
20 MINUTOS

La impunidad con la que actúan los llamados gorrillas en los alrededores de hospitales, playas o cementerios toca a su fin. Los fiscales de la provincia de Valencia se están poniendo las pilas y han abierto, en lo que llevamos de año, 614 diligencias de investigación por faltas contra estos aparcacoches, frente a las 558 de todo el año 2009. Además, en otros 39 casos se ha actuado por la comisión de delitos, como peleas o amenazas.

La fiscal jefe, Teresa Gisbert, ha puesto el dedo en la llaga durante la presentación de la Memoria 2009 de la Fiscalía Provincial de Valencia. “No es un tema especialmente grave, pero sí afecta a muchísimas personas cuando van a hospitales o cementerios, que optan por dar dinero frente a coacciones o situaciones de peligro. Sin embargo, luego no se denuncia”, indicó.

El documento recoge aspectos positivos, como los descensos en criminalidad, homicidios y muertes por accidentes de tráfico y de trabajo, pero también un notable incremento de las agresiones sexuales (548, frente a las 509 del año anterior) y robos, que suben un 10,5%, hasta los 60.637 casos.

Niños que pegan en casa

El fenómeno más llamativo y que lleva años consolidándose en el campo de menores es el de la violencia de hijos hacia sus propios progenitores. El año pasado hubo 583 casos y de ellos 100 corresponden a menores de 14 años, frente a los 66 del año 2008.

Otra forma de maltrato que está cobrando presencia es el practicado contra ancianos discapacitados por parte de sus propios familiares, que en ocasiones hasta se quedan con sus pensiones, según detalló la fiscal jefe.

Cada vez más precoces en el delito

El 34,6% de los 9.647 menores que cometieron infracciones penales el año pasado tenían menos de 14 años, por lo que no se les pudo aplicar la Ley del Menor. Este porcentaje ha ido subiendo en los últimos años, desde el 25%, y lo más preocupante es que la edad de inicio en el mundo de la delincuencia es cada vez más temprana y ronda los 12 años, según explica la fiscal coordinadora de Menores de Valencia, Gema García.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento