El Ayuntamiento de Sevilla celebrará el próximo 21 de julio un pleno de carácter extraordinario en el que se dará cuenta del dictamen desfavorable del Consejo Consultivo de Andalucía (CAA), sobre la modificación presupuestaria promovida por la Gerencia de Urbanismo al objeto de incrementar, en un 50,17 por ciento, los fondos destinados a la creación del complejo fungiforme proyectado sobre el solar del antiguo mercado de abastos de la Encarnación. En base a este informe, y a otros que prepara la propia Gerencia y la Secretaría General del Consistorio, la Corporación habrá de ordenar al departamento de Manuel Rey la paralización de estos trabajos que ejecuta la constructora Sacyr o la continuidad de la obra.

En declaraciones a los medios de comunicación, el delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Manuel Rey (PSOE), informó de que la Secretaría General del Ayuntamiento hispalense elabora actualmente un informe sobre la situación "jurídica" de este modificado del proyecto, impulsado sobre el diseño del arquitecto alemán Jürgen Mayer, una vez que el Consejo Consultivo de Andalucía ha resuelto desfavorablemente sobre él al pretender elevar de 51,2 a 89,6 millones de euros la inversión total.

En paralelo, la Gerencia de Urbanismo promueve por su parte informes técnicos y económicos de carácter "global" y destinados a esclarecer "cuáles son los costes de la paralización, en comparación con lo que supone seguir adelante" con los trabajos que actualmente ejecuta la constructora Sacyr. A partir de estos informes, según dijo, el pleno habrá de "pronunciarse" y ordenar al consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo qué "determinación" adoptar como órgano contratante de las obras.

"Es imprescindible que el pleno se pronuncie", dijo en cuanto este informe del Consejo Consultivo de Andalucía que atribuye los incrementos presupuestarios a los errores y falta de previsión del proyecto original diseñado conforme a la creación del arquitecto teutón Jürgen Mayer. El dictamen, de hecho, sólo considera debidamente justificada la instalación de un nuevo centro de transformación del suministro eléctrico y de un sistema de protección contra incendios en la estructura de los parasoles que marcan este vanguardista complejo urbanístico.

El resto de modificaciones del proyecto original esgrimidas por la Gerencia de Urbanismo para justificar los incrementos presupuestarios o no encajan en los presupuestos legales o carecen de motivación, como es el caso de la propuesta de cambio del pavimento o la nueva reordenación de los puestos del mercado de abastos, por ejemplo. El informe del CCA, en cualquier caso, entiende que la desviación presupuestaria promovida deriva de errores iniciales o ausencia de previsión en las fases originales del proyecto.

El informe del Consejo Consultivo de Andalucía, según Manuel Rey, "identifica una serie de requisitos que debería contener este proyecto para haber tenido un informe favorable", reconoció el delegado de Urbanismo para remitirse, nuevamente, al pronunciamiento del pleno, al que le corresponde imponer directrices al consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo al tratarse este último del órgano contratante.

Sobre las responsabilidades del conflicto, Manuel Rey reiteró la voluntad del Gobierno municipal por "identificar esas responsabilidades", si bien postergó esta actuación al momento en el que "termine el proceso".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.