El anuncio fue hecho por el viceministro de Exteriores, Walid al Muallim, durante una conferencia de prensa en la que aseguró que "Siria está dispuesta a colaborar con el secretario general de la ONU (Kofi Annan) para cumplir la misión", referente a la resolución 1559 del Consejo de Seguridad de la ONU que pide esa retirada.

"Respetaremos una retirada adicional (de tropas) del Líbano, pero queremos asegurarnos de que el ejército libanés llena el vacío resultante de esta retirada", dijo.


Respetaremos una retirada de las tropas del Líbano, pero queremos asegurarnos de que el ejército libanés llena el vacío de esta retirada

Siria tiene aproximadamente 14.000 soldados desplegados en el Líbano, mayormente en el valle de la Bekaa, en el sureste libanés. Los soldados sirios llegaron al Líbano en 1976, bajo mandato de la Liga Arabe, para ayudar a acabar con la guerra civil libanesa, que se prolongó hasta 1989.

En 1989, los Acuerdos de Taif que pusieron fin a la guerra establecían que las tropas sirias se replegarían dos años después de la entrada en vigor de este acuerdo, pero sin embargo se quedaron en el Líbano con el pretexto de que Israel seguía ocupando la llamada "franja de seguridad" en el sur del Líbano.

El anuncio del gobierno sirio se produce un día después de que el presidente estadounidense, George W.Bush, dijera desde Alemania que esperaba la "respuesta" de Siria a las crecientes presiones para retirar sus tropas del Líbano, ya que en caso de no producirse EEUU se dirigiría a la ONU en busca de posibles sanciones a Damasco.

El viceministro sirio también llamó a una rápida investigación sobre el atentado que costó la vida al ex primer ministro libanés Rafic Hariri el pasado 14 de febrero, y del que muchos responsabilizan a los servicios secretos sirios. Muallim dijo que su gobierno está dispuesto a prestar toda la asistencia necesaria en las investigaciones sobre el atentado.