El Parlamento palestino aprueba un gabinete pro-reformista
Reuters Reuters

La ratificación de los 24 miembros del Gobierno, incluidos 17 nuevos integrantes, fue considerada como una amplia victoria del presidente Mahmud Abas después de días de crisis políticas, antes de la reunión de 25 países que se celebrará la próxima semana en Londres sobre la reforma palestina.

Al menos siete hombres leales a Arafat, incluido el máximo portavoz palestino Saeb Erekat, abandonaron la lista original de Gabinete que había propuesto el primer ministro, Ahmed Qurie, y se sumó un grupo de tecnócratas para ayudar al nuevo Gobierno a lograr un mejor funcionamiento.

Israel y Estados Unidos han encabezado las exigencias internacionales para que se realizara un recambio en la Autoridad Palestina.

Estas exigencias apuntan especialmente a la consolidación de los servicios de seguridad, habitualmente enfrentados, para mantener bajo control a los radicales y terminar con la violencia que mantiene estancados los esfuerzos de paz hace más de cuatro años.

Abas hizo de la reforma una clave de su plataforma política para las elecciones presidenciales del 9 de enero, pero Qurie, su rival desde hace muchos años, presentó una lista de Gabinete llena de hombres cercanos a Arafat.

Sin embargo, la muerte de Arafat el 11 de noviembre, ha dejado a su 'vieja guardia' más vulnerable a una generación más joven en su dominante facción Fatah que busca una mayor porción de poder. La ratificación del Gobierno por parte de los legisladores fue aplazada en tres ocasiones esta semana.

Finalmente, acorralado por Abas y bajo presión de cambios por parte de los legisladores de Fatah como Ahmed Deek y Mohamed al-Hourani, Qurie, quien fuera designado por Arafat, se vio obligado a ceder.

Qurie hubiera tenido que renunciar si el Parlamento no aprobaba la creación del nuevo Gobierno.

'Continuaremos con nuestro programa de reformas y (...) trabajaré codo a codo con el presidente y el Consejo Legislativo', dijo Qurie a los periodistas, después de que el Parlamento aprobara la creación del nuevo Gobierno con 54 votos a favor, 12 en contra y 4 abstenciones.

Sin embargo, algunas caras conocidas seguirán ocupando un lugar en el gabinete.

El ministro de Asuntos Exteriores, Nabil Shaath, se convertirá en el viceprimer ministro, y el ministro de Finanzas e Información, Salam Fayyad, continuará en su cargo, respaldado por Estados Unidos debido a sus esfuerzos para hacer más transparentes las finanzas gubernamentales.

Nasser al-Kidwa, el representante palestino ante la ONU y sobrino de Arafat, asumirá el cargo de ministro de Asuntos Exteriores.

Naser Yousef y Mohamed Dahlan, leales a Abas y elegidos para ayudar a reacondicionar los servicios de seguridad, acordaron sumarse al nuevo Gobierno, dijeron responsables.

/Por Mohammed Assadi/.*: