Llegan a España los cuerpos de las españolas muertas en Cuzco

  • Dos de los féretros han desembarcado en Madrid, los otros dos volarán de nuevo hasta Málaga y Valencia.
  • En Cuzco permanecen los cinco heridos, que evolucionan favorablemente y han recibido la visita de sus familiares.
Los féretros de las españolas muertas en Cuzco son embarcados antes de salir hacia España.
Los féretros de las españolas muertas en Cuzco son embarcados antes de salir hacia España.
EFE

Los cuerpos de las cuatro españolas que murieron el pasado martes en un accidente en Cuzco (Perú) han llegado a primeras horas de esta tarde al aeropuerto de Madrid-Barajas en un vuelo procedente de Lima.

El avión de Iberia en el que viajaban los cadáveres de Soraya Macías, Lorena Guerrero, Lidia Monjas y María José Such ha aterrizado en el aeropuerto madrileño a las 14.10 horas. Dos de los féretros han sido desembarcados en Madrid, mientras que los demás continúan vuelo hacia Málaga y Valencia.

Junto con los féretros,que tienen un diseño especial para soportar vuelos internacionales, viajaban también las maletas que contenían sus efectos personales, y que han sido recogidas por sus familiares en España.

En Perú se han quedado ingresados en distintos hospitales los cinco españoles heridos en el accidente que sufrió el pasado martes el grupo de españoles que colaboraba con la asociación local "Señor de Huanca" en un proyecto de asistencia a la comunidad rural de Quenco, a 30 km de Cuzco.

Los españoles hospitalizados "se recuperan bien" y los médicos "son optimistas con respecto a su estado", dijo Héctor Castañeda, vicecónsul español en Lima, quien se encuentra en Cuzco desde el miércoles para asistir a los heridos y coordinar la repatriación de los cadáveres.

Familiares de los cinco heridos llegaron a Cuzco en las pasadas horas y "se encuentran muy ilusionados, pues han encontrado (a los hospitalizados) razonablemente bien, mejor de lo que esperaban", dijo Castañeda.

Al mismo tiempo, la presencia de sus seres queridos ha insuflado cierto optimismo a los enfermos, ingresados en dos hospitales diferentes desde el accidente del pasado martes, que se produjo cuando la camioneta en que viajaban cayó por un precipicio de 300 metros de profundidad.

El caso más grave es el de Alan Sandoja, ingresado en la Clínica Pardo con un traumatismo craneoencefálico severo, que este mismo sábado tiene que ser operado, según dijeron fuentes del centro, que describieron su estado como "estable" y destacaron el hecho de que ha conseguido superar exitosamente las 48 primeras horas tras el accidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento