Alemania estudia un plan de rescate para estados con participación del sector privado

  • Vendría a reforzar el paquete de rescate de los 750.000 millones.
  • La razón, según el Gobierno alemán, promotor de esta idea, es que el monto del rescate no cayera exclusivamente en el contribuyente.
La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel.
ARCHIVO

El Gobierno alemán está elaborando un plan para gestionar eventuales procedimientos de insolvencia estatales en la Eurozona, como el que amenazó con quedar abocada Grecia, en el que participaría el sector privado.

Según informaciones avanzadas del semanario Der Spiegel, un grupo de expertos del gobierno de Angela Merkel trabaja en ese procedimiento para dirigir hacia una insolvencia organizada a un país determinado, en caso de necesidad.

Los planes, de acuerdo con este medio, incluirían la participación del sector privado -desde bancos a pequeños inversores- y la renuncia por parte de propietarios de préstamos del Estado a ciertas reclamaciones, en apoyo al rescate del país en cuestión.

El sector privado quedaría implicado en el procedimiento a fin de que el peso de la operación no quedase a cuenta exclusiva del contribuyente, apunta Der Spiegel, según el cual este sería el concepto sobre el que se trabaja en Cancillería.

El titular del préstamo obtendría una prima de riesgo, que asimismo debería asumir, mientras que el resto del empréstito quedaría bajo responsabilidad de un ente autónomo, que ese medio denomina Berliner Club -Club de Berlín, a imagen del Club de París creado en 1956-, en que participarían bien todos los países del G-20 o sólo los de la eurozona.

No es una alternativa

Este procedimiento, que contaría desde el principio con el acompañamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), canalizaría la deuda del país afectado. La filosofía detrás del plan es que éste no funcione como alternativa al paquete de rescate europeo, sino a modo de implementación, en caso de que se dé la situación mencionada.

El detonante del estudio es la situación creada por la crisis griega, que sólo en el último minuto, y gracias al paquete de rescate europeo de 750.000 millones de euros, logró contener el peligro de insolvencia. Tal fondo, que quedó a disposición de cualquier país de la eurozona en caso de caer en la insolvencia, corre, en última instancia, a cuenta del contribuyente, recuerda ese medio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento