Un avión ruso y otro estadounidense parten de Viena tras un supuesto canje de espías

  • Los diez espías se declararon culpables de espiar para Rusia.
  • Serán deportados de forma inmediata.
  • Los 4 encarcelados están presos por haber trabajado supuestamente para agencias de inteligencia occidentales.
Un avión estadounidense de Vision Airlines (d) y uno ruso (i) aparcan en el Aeropuerto Internacional de Viena (Austria).
Un avión estadounidense de Vision Airlines (d) y uno ruso (i) aparcan en el Aeropuerto Internacional de Viena (Austria).
Patrick Radosta/Austria Wings / EFE

Estados Unidos y Rusia han llevado a cabo este viernes en el aeropuerto de Viena el mayor intercambio de espías desde el fin de la Guerra Fría. Un avión ruso Yak-42 y un Boeing 767 estadounidense han llegado al aeropuerto para el intercambio.

Diez presuntos espías rusos deportados de EE UU fueron canjeados por cuatro ciudadanos rusos que cumplían condena por trabajar para los servicios secretos estadounidenses.

Los espías rusos ya han llegado a Moscú en el avión del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, que ha aterrizado  en el aeropuerto Domodédovo a las 17.50 hora local (15.50 en la Península española), informaron fuentes citadas por la agencia Interfax.

Las imágenes televisadas habían mostrado antes cómo el avión ruso estuvo aparcado en una pista del aeropuerto, junto a otra nave estadounidense, con las escalerillas dirigidas al edificio principal, de tal forma que se impedía cualquier imagen del intercambio.

En el intervalo de poco más de una hora y media, desde el aterrizaje de las naves sobre las 11.15 locales (09.15 GMT), se ha producido el intercambio.

Las diez personas fueron detenidas hace dos semanas en suelo estadounidense y el jueves se declararon culpables de espiar para Rusia.

Expulsión inmediata

Tras recibir su declaración de culpabilidad, el departamento de Justicia ordenó la "deportación inmediata" de los diez acusados. La Fiscalía dijo en Nueva York que las autoridades querían proceder a la expulsión "en 72 horas".

El acuerdo que han suscrito los dos Gobiernos parte de la declaración de culpabilidad de los detenidos. Una vez cumplido este requisito, dice el departamento de Justicia de EE UU, Rusia se compromete a liberar a cuatro "prisioneros rusos". La carta no da a conocer los nombres de estos prisioneros, pero dice que todos de ellos están cumpliendo penas de cárcel en Rusia.

Acusados de traición

Tres de ellos fueron acusados de "traición", al haber trabajado como espías para potencias extranjeras, y algunos de ellos se encuentran en un estado de salud muy delicado, dice el Departamento de Justicia. También dice que algunos de los encarcelados fueron militares rusos o trabajaban para el gobierno de Rusia o de la antigua Unión Soviética.

Ahora, estos prisioneros quedarán libres y podrán salir del país con sus familias.

El contenido de este acuerdo se dio a conocer coincidiendo con la comparecencia de los diez acusados de ser espías rusos en Nueva York. En la vista, cada uno de los diez detenidos se declaró culpable del cargo de conspiración, al haber trabajado como agentes para un gobierno extranjero dentro de los Estados Unidos sin haberlo notificado oficialmente.

La vista sirvió para conocer los verdaderos nombres de los acusados, algunos de los cuales se habían hecho pasar por ciudadanos estadounidenses, cuando en verdad eran ciudadanos rusos que trabajaban para Moscú.

Entre ellos, "Juan Lázaro", que se hacía pasar por uruguayo, reconoció este jueves, como ya había declarado hace unos días, que su verdadero nombre era Mikhail Anatonoljevich Vasenkov, también un agente ruso.

Solo tres personas no tenían nombres encubiertos. Se trata de la periodista peruana Vicky Pelaez, esposa de "Juan Lázaro", así como Anna Chapman y Mikhail Semenko, estos dos últimos también de ciudadanía rusa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento