Tan cerca pero a la vez tan lejos. Por fin, el pase de España a semifinales permitía a Iker Casillas y Sara Carbonero acercarse y vivir una noche de amor en pleno Mundial. La pareja cenó a la luz de las velas y pasó la noche en el hotel de la periodista. Así lo recoge la revista Diez Minutos, que ha publicado esta semana las fotos de la velada.

La pareja fue fotografiada cuando se dirigía a un restaurante La velada fue posible gracias a que, tras la victoria del pasado sábado de España ante Paraguay, el seleccionador Vicente del Bosque dio la noche libre a sus jugadores en Johanesburgo. Casi todos los futbolistas cenaron juntos y se fueron a un pub a celebrarlo. Pero Iker no.

El guardameta español prefirió pasar la noche con su novia y se desplazó hasta el hotel donde se alojaba la reportera. La pareja cenó sola en el restaurante y después pasaron la noche juntos.

Ya por la mañana, Sara e Iker abandonaron a la vez el hotel. El capitán de la selección cogió el autobús que llevaba a los jugadores a la concentración, mientras Sara conducía un coche hacia el centro de prensa del Mundial.