El presidente de Cepyme y de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Jesús María Terciado, acusó al Gobierno de ser "parte activa" del deterioro de la imagen del empresariado y tachó la reforma laboral de "tibia e insuficiente" ante la situación económica actual.

Terciado pronunció estas palabras en el acto de entrega de los premios Cecale de Oro, donde repasó la situación actual del empresariado y se detuvo en la labor realizada por el Gobierno de España con un colectivo cuyo "ADN se caracteriza por la generación de líneas de negocio, empleo y riqueza".

En este sentido, el presidente de la patronal recordó que el Ejecutivo central "se ha alineado históricamente con las tesis sindicales, de manera que, además de cerrar las puertas a nuestras reclamaciones, también ha sido parte activa en el proceso de deterioro de la imagen del empresario".

"Quiero recordar aquí, ahora, que fue justamente hace un año cuando el propio presidente del Gobierno ridiculizó la propuesta de los empresarios tras suspenderse el diálogo social sobre la reforma del mercado de trabajo y que fue él quien simplificó nuestra aportación al asegurar que no admitiría el abaratamiento del despido, como si fuese ése el único objetivo de nuestras aportaciones", señaló.

Para Terciado la situación económica actual y el tiempo "ha permitido situar a cada uno en su lugar" y el Gobierno "ha tenido que asumir su responsabilidad ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo en el proceso de diálogo social".

"Se ha visto obligado a decretar una reforma laboral tibia, insuficiente y paradójicamente centrada en el abaratamiento del despido, cuando nuestras demandas van mucho más allá", manifestó.

Tras esta reflexión el presidente de Cepyme reclamó un marco normativo "simple", desde el punto de vista administrativo; "eficaz", en la medida que pueda atender las demandas de la empresa en todo el territorio y en cada coyuntura y "seguro" para que permita ampliar o reducir contrataciones de acuerdo con causas objetivas.

Asimismo pidió un marco "estable", tanto para los empresarios como para los trabajadores y, por último "moderno", ya que, a su juicio, debe contemplar las nuevas fórmulas de contratación que se derivan de la incorporación de los avances tecnológicos a los centros de trabajo.

En este punto, el presidente de la patronal hizo mención a todos los empresarios que en época de crisis se han visto abocados a abandonar su actividad en este periodo de crisis y que hoy "también engrosan las filas del paro como única vía de sustento, después de haber perdido su patrimonio en un intento agónico por salvar sin éxito su empresa".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.