El gasto empresarial en actividades relacionadas con la biotecnología ascendió a 711 millones de euros en 2008 con un incremento del 31,8% respecto al año anterior, según los resultados provisionales de la estadística del INE sobre uso de biotecnología publicada este miércoles, en el que también se explica que Castilla-La Mancha se sitúa entre las regiones que menos gastaron en actividades de I+D en Biotecnología.

Así, el estudio revela que un total de 942 empresas realizaron actividades relacionadas con la biotecnología, lo que supuso un aumento del 23,3 por ciento respecto a 2007. El 13,2 de estas empresas tuvieron ingresos de origen internacional relacionados con actividades biotecnológicas.

Además, para el 32,4 por ciento de las empresas con actividades relacionadas con la biotecnología dichas actividades fueron principales o exclusivas. Un 23,9 por ciento consideró que eran una línea de negocio secundaria y un 43,7 por ciento afirmó que eran una herramienta necesaria en una o varias etapas del proceso productivo. OBSTÁCULOS: TIEMPO/

Coste y capital

Por otro lado, los obstáculos que, con una valoración alta, impidieron o dificultaron el avance de actividades de desarrollo y comercialización de productos y procesos biotecnológicos fueron el tiempo/coste y el acceso a capital, con un 43 por ciento y un 42 por ciento, respectivamente, del total de unidades que realizaron actividades relacionadas con la Biotecnología en el año 2008.

En general, el gasto interno en actividades de I+D relacionadas con la biotecnología alcanzó los 1.289 millones de euros en el año 2008, lo que supuso el 8,8 por ciento del gasto interno total en actividades de I+D y un incremento del 14,8 por cietno respecto a 2007.

Las comunidades autónomas que realizaron en 2008 un mayor gasto interno en actividades de I+D en Biotecnología fueron Comunidad de Madrid y Cataluña, seguidas de Comunidad Valenciana, Andalucía y País Vasco. Por el contrario, Cantabria, La Rioja, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, son las que menos gastaron.

Por sectores de ejecución, la Administración Pública presentó el mayor porcentaje sobre el gasto interno total en actividades de I+D en Biotecnología (un 41,1 por ciento), seguido de los sectores de Empresas (35,7 por ciento) y Enseñanza superior (23,1 por ciento).

De este modo, el sector empresarial aumentó un 22,5 por ciento su gasto interno en actividades de I+D relacionadas con la Biotecnología en 2008. Además, el número de empresas con actividades de I+D interna en Biotecnología registró un incremento del 18 por ciento. Por su parte, en la Administración Pública el gasto interno de I+D en biotecnología creció un 15,1 por ciento, mientras que en la Enseñanza superior la tasa anual fue del 6,2 por ciento.

Las actividades de I+D interna relacionadas con la biotecnología en 2008 se financiaron principalmente por la Administración Pública (56,7 por ciento) y el sector privado (31,1 por ciento), pero también hubo fondos procedentes del extranjero (7,1 por ciento), de la Enseñanza superior (3,7 por ciento) y de las Instituciones Privadas sin Fines de Lucro (1,4 por cieto). CASI 20.000 TRABAJADORES

En cuanto al empleo, el número total de personas que se dedicaron a actividades de I+D interna en biotecnología, en equivalencia a jornada completa, aumentó un 9,3 por ciento en 2008 hasta alcanzar las 19.658, un 9,1 por ciento del personal total ocupado en las actividades de I+D. Concretamente, los investigadores en actividades de I+D interna en biotecnología alcanzaron la cifra de 12.317 personas. El 58,1 por ceinto del personal fueron mujeres y los porcentajes más elevados de participación femenina se dieron en la Administración Pública (63 por ciento) y en las empresas (59,2 por ciento).

Por sectores, Servicios concentró el 61,1 por ciento del gasto interno en actividades de I+D relacionadas con la Biotecnología en el año 2008. Por su parte a las empresas de la Industria les correspondió el 35,8 por ciento del mismo. Por ramas de actividad, destacaron la de Servicios de I+D (con un 42,8 por ciento del total del gasto) y Farmacia (con un 26,3 por ciento).

Además, entre las áreas de aplicación final de los productos obtenidos de la utilización de los diferentes tipos de biotecnologías, destacaron la Salud humana y la Alimentación con un 50 y 35 por ceinto, respectivamente, del total de unidades.

Consulta aquí más noticias de Toledo.