El presidente del Gobierno de La Rioja Pedro Sanz, ha visitado esta tarde el municipio de Aldeanueva de Ebro, en el que se han iniciado las obras de acondicionamiento de las calles Cava, Horno y Demetrio Galán, que se prevé estén finalizadas el próximo febrero. También ha comprobado el resultado de las mejoras en la red de saneamiento de aguas de este municipio.

En el encuentro informativo también ha participado el consejero de Administraciones Públicos y Política Local, Conrado Escobar, y alcalde de Aldeanueva, Ángel Fernández.

Sanz ha recordado que el presupuesto para el acondicionamiento de estas tres calles supera los 500.000 euros, de los que el Ejecutivo regional ha aportado 112.639 euros, a través del convenio que año a año suscribe con el Ayuntamiento de Aldeanueva. Respecto a las obras de reforma y ampliación de la red de saneamiento, ya finalizadas, el coste fue de 202.620 euros, de los que el Gobierno regional ha aportado 162.096.

El presidente del Ejecutivo autonómico ha explicado que "hay muchos pueblos en La Rioja que se están encontrando con problemas en las tuberías". Se tratan de infraestructuras muy antiguas, "de plomo o uralita, que requieren un recambio porque están provocando muchas averías y una pérdida de agua". En total se han instalado unos 900 metros de nuevas tuberías, con materiales de "alta calidad porque hay que pensar en el futuro", ha dicho el alcalde de Aldeanueva. "Metemos tuberías para el teléfono, la luz y las nuevas comunicaciones, porque no vas a hacer una calle y al día siguiente levantarla, porque eso sí que 'cabrea' al vecino".

Respecto a las nuevas calles, con una superficie de 4.000 metros cuadrados, Sanz ha explicado que se usará "un pavimento mucho más moderno" que contribuirá a "embellecer" el propio municipio.

En opinión del presidente, estas actuaciones mejorarán el patrimonio del municipio. "Hoy diríamos que en Aldeanueva, con una calle nueva, las casas valen más que sin hacer la calle".

Esta actuación soluciona los problemas de falta de pendiente y de roturas que se habían ocasionado en el colector a su paso bajo el canal de Lodosa. La obra ha consistido en la reforma del colector general, entre el aliviadero y el canal de Lodosa, y en la construcción de un nuevo colector, paralelo al existente por el camino de los Huertos, para recoger las aguas de la zona nordeste de la población con el fin de descargar al colector general y dar servicio a nuevos sectores de población.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.