El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado este miércoles en Asturias que el AVE del Cantábrico es "tirar el dinero", y ha señalado además que la Autovía del Cantábrico se retrasará "el menor tiempo posible", al menos en un año, dentro de la reprogramación de plazos de infraestructuras.

Blanco realizó estas aseveraciones durante una visita al Principado para inaugurar el tramo Grado-Doriga de la autovía Oviedo-La Espina, en el curso de la cual advirtió de que "ninguna de las infraestructuras de toda España, salvo aquellas en las que su grado de ejecución esté por encima del 80%, se va a librar de los retrasos debidos a los ajustes presupuestarios".

No obstante, garantizó que la llegada de la Alta Velocidad al Principado es "imparable" y la comunidad será "la primera del Cantábrico en bajar de las tres horas el viaje a Madrid".

Pero por el contrario, para el ministro de Fomento el AVE del Cantábrico es una infraestructura que "no forma parte de los planes del Ministerio" porque no es "sostenible ni desde el punto de vista económico, ni desde el punto de vista medioambiental".

"No es una infraestructura sostenible y por lo tanto yo no estoy dispuesto a tirar el dinero en una inversión que nos abocaría al fracaso", asevera Blanco.

El ministro señaló que "no hay ni una sola infraestructura que no tenga que sufrir alguna demora como consecuencia del ajuste presupuestario". "Lo contrario no sería comprensible ni lo entenderían los funcionarios públicos, ni el conjunto de la sociedad", añadió.

No obstante, el ministro excluyó de las demoras a "aquellas infraestructuras que tienen que ver con el desarrollo económico del país y que aportan competitividad" que, según garantió "seguirán siendo prioritarias". Los retrasos oscilarán entre uno y cuatro años.

En este sentido, y en respuesta a las preguntas de la prensa, Blanco indicó que "la Autovía del Cantábrico es una infraestructura prioritaria para Fomento". "Lo es desde hace muchos años y lo va a seguir siendo", según declaró, por lo que esta autovía se retrasará "el menor tiempo posible". REPROGRAMACIÓN

El ministro explicó que la ejecución de los distintos proyectos que ejecuta su departamento se puede retrasar entre uno y cuatro años por el recorte de inversión.

Fomento sufrirá un ajuste inversor de unos 6.400 millones de euros en el conjunto de los ejercicios 2010 y 2011 como consecuencia de las medidas de contención de déficit público aprobadas por el Gobierno.

En la actualidad, el Ministerio trabaja en una reprogramación de todo su plan de obras en proyecto y ejecución para adaptarlas al recorte de inversión de la obra pública, que prevé presentar en el Congreso a finales de este mes de julio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.