La Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (Cram) ha anunciado este miércoles la liberación del ejemplar de tortuga verde rescatado el pasado diciembre en la Playa del Trabucador del Delta del Ebro (Tarragona), tras un proceso de cuidado en que el animal ha logrado recuperarse.

El Cram se ha hecho cargo del animal, después de que apareciera varado en la costa con signos de hipotermia y debilitamiento posiblemente a causa de un temporal, en lo que supuso el primer rescate con éxito de una tortuga verde en Catalunya en los últimos 15 años —en 2004 otra tortuga fue encontrada muerta—.

El ejemplar juvenil de tortuga verde —'Chelonia Midas'— será liberado en alta mar con un transmisor vía satélite adosado a su caparazón, lo que permitirá seguir su posición en todo momento durante el próximo año, hasta que el dispositivo agote su batería y se desprenda como resultado del crecimiento de las placas del caparazón del animal.

Se trata del primer seguimiento que podrá hacerse de un ejemplar de tortuga verde en el Mediterráneo occidental, ya que la especie —de la que se calcula que solo quedan entre 200 y 300 hembras ponedoras en todo el mar— vive habitualmente en la parte oriental, donde las aguas son más cálidas.

La tortuga, de 41 centímetros de longitud y 10,2 kilogramos de peso, ha permanecido bajo observación y siguiendo un periodo de recuperación en instalaciones del Cram desde el mes de diciembre, cuando fue rescatada.

La tortuga verde es una de las tres especies de este tipo de animales que viven en el Mediterráneo —junto a la tortuga boba y la gran tortuga laúd—.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.