Espionaje en EE UU
Boceto del proceso contra los acusados de haber espiado en Estados Unidos a favor de Rusia. SHIRLEY SHEPARD / EFE

Como en la mejor película de suspense, Rusia, EE UU y el Reino Unido preparan el canje de once espías condenados en territorio ruso por otros once detenidos en países occidentales por espiar para Moscú, entre los que incluso podrían estar los diez capturados recientemente en EE UU.

Así lo anunció este miércoles Anna Stavítskaya, la abogada del científico ruso Ígor Sutiaguin, que cumple una condena de 15 años de prisión por espionaje, tras informar de que su cliente será deportado al Reino Unido a cambio de una persona detenida en ese país.

"Sutiaguin será enviado a Inglaterra a cambio de una persona que será entregada a Rusia", dijo la letrada a la agencia oficial rusa Itar-Tass y agregó que el traslado del científico a un país europeo podría tener lugar mañana, jueves.

Uno de los detenidos le contó a sus padres que se produciría un canje de espíasEl científico, empleado del Instituto de EE UU y Canadá adjunto a la Academia de Ciencias de Rusia, fue detenido el 27 de octubre de 1999 bajo la acusación de entregar documentación militar secreta a Occidente.

Sutiaguin fue declarado culpable de "alta traición en forma de espionaje" en favor de EE UU en un proceso celebrado en 2004 y plagado de irregularidades, según Amnistía Internacional (AI), que reconoció al científico como "preso político".

La misma abogada precisó pocas horas más tarde que Sutiaguin ya fue trasladado de su centro penitenciario a Moscú, donde pudo ser visitado por sus familiares, a los que reveló que su deportación es parte de un canje en grupo de espías occidentales por rusos.

"Once personas serán canjeadas por otras once, y Sutiaguin es una de ellas. Es lo que contó a sus padres. Por ahora no queda claro quiénes son estas personas y por quiénes serán canjeadas", dijo la letrada a la agencia Interfax.

Según otros medios, Sutiaguin dijo a sus familiares que el lunes fue visitado en el penal de Arjánguelsk, en el norte de Rusia, por oficiales de los servicios secretos rusos que le anunciaron el canje, y que a esa reunión asistieron representantes de EE UU.

EE UU pone como condición que se declaren culpables de delitos menores, lo que agiliza los trámitesNinguna fuente oficial rusa comentó el presunto canje de espías, y el Servicio Penitenciario no desmintió ni confirmó que Sutiaguin haya sido trasladado de Arjánguelsk a la prisión Lefórtovo de Moscú, perteneciente al Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex KGB).

Mientras, fuentes anónimas dijeron al diario digital Gazeta.ru que entre los once espías que Moscú entregaría a Occidente está Serguéi Sripal, ex coronel del FSB condenado en 2006 a 13 años de prisión por espiar para el Reino Unido.

Por otra parte, la letrada Stavítskaya dijo que Sutiaguin no descarta que entre los once espías que serían entregados por los países occidentales estén los diez recién detenidos en EE UU por pertenecer presuntamente a una red que espiaba en favor de Rusia y por blanqueo de dinero.

Mientras, la prensa afirma que las autoridades de EE UU proponen un trato a estos diez detenidos, parte de los cuales ya reconocieron tener identidad y documentación falsa y trabajar para Moscú.

El trato consistiría en que se reconozcan culpables de delitos menores a cambio de condenas más suaves y su posterior deportación a Rusia, lo que permitiría a EE UU evitar una cadena de largos procesos en los que podría hacerse pública información confidencial sobre los métodos de trabajo de los servicios secretos norteamericanos.

Además, tal solución, según la prensa, permitiría a Washington y Moscú cerrar el embarazoso caso de espionaje, que ensombrece la nueva etapa de sus relaciones bilaterales y podría torpedear la ratificación en EEUU del nuevo tratado de desarme nuclear.