Alrededor de 300 científicos de todo el mundo participan desde este miércoles y hasta el sábado en el IV Congreso Español-Portugués de Biofísica, que se celebra en la Universidad de Zaragoza, en el que se van a analizar las causas moleculares de enfermedades como el Alzheimer, la diabetes de tipo II, la hipercolesterolemia familiar o diversos tipos de cáncer.

El congreso, promovido por las Sociedades de Biofísica de España y de Portugal, va a permitir poner en común los nuevos conocimientos, metodologías y aplicaciones derivados del trabajo de investigadores en biofísica para mejorar la salud, el medio ambiente o el ahorro energético, ha informado la Universidad de Zaragoza en un comunicado.

Concretamente, se va a profundizar en la comprensión de las causas moleculares de las enfermedades y la búsqueda de su curación, así como del funcionamiento de las proteínas y su uso en aplicaciones industriales.

Enfermedades como el Alzheimer y la diabetes de tipo II tienen su origen en la agregación de las propias proteínas en el organismo —cuando se pegan unas con otras—, las cuales dañan a las células y a los tejidos.

La causa de otras patologías están en las mutaciones genéticas, que hacen que alguna proteína se vuelva inestable y no pueda desempeñar bien su función, como ocurre en la hipercolesterolemia familiar —colesterol elevado con riesgo cardiovascular—, la fenilcetonuria —retraso mental severo— o diversos tipos de cáncer.

Al respecto el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y presidente del IV Congreso Español-Portugués de Biofísica, Javier Sancho, ha precisado que la mayor parte de las enfermedades no infecciosas están causadas por proteínas "que funcionan mal o que agregan". TRATAMIENTOS

Una posibilidad que ofrece la biofísica para combatir a estas enfermedades es el descubrimiento y utilización de pequeñas moléculas —análogas a los fármacos habituales— que eviten la agregación o que estabilizan a esas proteínas inestables. Estas moléculas se pueden descubrir por ensayo y error o con técnicas computacionales.

Precisamente, el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular y Celular y el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI), organizadores del congreso, presentarán sus trabajos en el descubrimiento de estos compuestos, capaces de estabilizar proteínas dañadas o de impedir su agregación.

El ser humano tiene entre 20.000 y 30.000 proteínas distintas y cada una de ellas realiza funciones "complejas" y "que con frecuencia no entendemos bien", han agregado desde la Universidad de Zaragoza, para recordar que recientemente se ha conseguido estudiar las moléculas de proteína de una en una mediante nuevas técnicas.

Estos asuntos serán abordados por especialistas como del profesor de la Universidad de Cambridge, Chris Dobson, quien hablará sobre las enfermedades cuya causa está vinculada a la agregación de proteínas o a mutaciones genéticas, mientras que el profesor de la Universidad de Berkeley, Carlos Bustamante, tratará sobre el estudio de moléculas individuales.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.