El Ayuntamiento de Santander pondrá en marcha este otoño un programa de prácticas laborales para que alumnos de Derecho de la Universidad de Cantabria (UC) se formen en el Servicio Municipal de Mediación Familiar.

El alcalde, Íñigo de la Serna, y el rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, han firmado el convenio de colaboración para la puesta en marcha de este programa, que permitirá que estudiantes de Derecho realicen, durante un período de dos meses, prácticas laborales en el Servicio Municipal de Mediación Familiar.

El período de prácticas de los alumnos de la Universidad de Cantabria se desarrollará entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre de este año.

Las prácticas se realizarán en el Centro Municipal de Familia, ubicado en el edificio de La Gota de Leche (C/Cisneros, 40) .

La Universidad establecerá un sistema de seguimiento de las prácticas orientado a la mejora de su calidad, su evaluación académica y la inserción laboral.

Para el seguimiento del programa de prácticas, cuya definición será responsabilidad del Ayuntamiento y del Departamento de Derecho Privado de la UC, se designará un tutor por cada parte.

El Ayuntamiento, que facilitará al estudiante en prácticas una descripción de las tareas a realizar, emitirá, además, una certificación por la que se reconozca al alumno el tiempo de prácticas realizado.

De la Serna consideró enormemente positivo que el Ayuntamiento contribuya a la formación de los estudiantes universitarios en un ámbito tan específico como es el de la mediación familiar y a través de un servicio de la Concejalía de Familia, Bienestar Social e Igualdad que está sirviendo de ayuda a muchas familias santanderinas.

En este sentido, hizo referencia a la estrecha y continua línea de colaboración que mantienen el Ayuntamiento y la Universidad de Cantabria tanto en el ámbito académico, como es este caso, como en aspectos relacionados con la ampliación del campus, el desarrollo de la Vaguada de Las Llamas, a través del proyecto "Santander Ya +", la Agenda 21 Universitaria o mediante el trabajo de sus diferentes departamentos, que, por ejemplo, estudian la conveniencia de nuevas líneas o recorridos del TUS o proponen medidas para mejorar la seguridad vial y el tráfico en las calles de la ciudad.

El alcalde destacó la labor que está llevando a cabo el Servicio de Mediación Familiar a la hora de prevenir los conflictos derivados de los procesos de separación y su contribución a que estos procesos se desarrollen de la mejor manera posible tanto para los miembros de la pareja como para sus hijos y familiares.

"Es un servicio que, de forma indirecta, beneficia a un número amplio de personas, ya que facilita el hecho de que unos padres que desean poner fin a su vida en pareja promuevan que sus hijos reciban el mayor afecto posible de todas aquellas personas emocionalmente significativas en sus vidas, como son los abuelos, tíos, primos y amigos en general", resumió De la Serna.

La mediación familiar es un procedimiento mediante el cual los miembros de una familia en conflicto, llegan a acuerdos a través de un proceso que promueve cambios en la organización familiar, con la participación activa de los protagonistas y apoyados por una tercera persona, neutral e imparcial, que facilita la búsqueda de soluciones.

El servicio de mediación familiar del Ayuntamiento de Santander pretende abordar la separación o el divorcio de forma pacífica sin la necesidad de acudir a los Tribunales de Justicia.

Tiene la finalidad de ayudar a las parejas a separarse, al tiempo que mantienen su responsabilidad como padres, permitiendo que los hijos e hijas sostengan una adecuada comunicación con ambos padres tras la separación.

De esta manera, el proceso de mediación ayudará a toda la familia (padres, hijos, hermanos, abuelos, tíos...) a superar la crisis de la manera menos traumática posible y facilitará que los interesados intervengan en su propio proceso lo que conlleva una mayor satisfacción psicológica y por consiguiente, un mantenimiento de los acuerdos.

En el año 2009, el servicio, que se presta los lunes, martes y jueves de 16.00 a 19.00 horas, atendió a un total de 30 parejas, una cifra que se prevé superar durante 2010 puesto que, sólo en lo que va de año, se han atendido ya a 22 parejas.

Desde sus inicios, en diciembre de 2005, este servicio ha intervenido con un total de 148 parejas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.