Los secretarios de Acción Sindical de UGT y Comisiones Obreras, Toni Ferrer y Ramón Gorriz, se han reunido este miércoles en Teruel con delegados sindicales de la provincia a los que han explicado la necesidad de participar en la huelga general del próximo 29 de septiembre porque consideran que la reforma laboral "no solucionará los problemas del mercado laboral de España, sino que generará más conflictividad".

En declaraciones a los medios de comunicación, Toni Ferrer ha asegurado que la reforma laboral "tiene tres efectos negativos". Uno de ellos es que "no va a reducir el mayor problema de España que es el desempleo", pero "tampoco va a mejorar el mercado de trabajo reduciendo la temporalidad injustificada"; y "es una reforma que rompe la negociación colectiva".

A juicio de Ferrer, la huelga general debe servir para "exigir al Parlamento y al Gobierno que retiren esta reforma innecesaria e injusta porque está a favor de los intereses de los empresarios". Además, según ha dicho, "quiere impedir otras reformas que se están cocinando" como la de la negociación colectiva, la de las pensiones y "las amenazas de nuevos recortes en los presupuestos generales del estado que, alejaría más el proceso de recuperación y creación de empleo".

Ferrer ha añadido que en este momento "quedarse en el inmovilismo no va a servir para nada porque los recortes van a aumentar". Así que ha asegurado que "es el tiempo del rechazo, de la rebelión".

Por su parte, Ramón Górriz ha señalado que están transmitiendo a los trabajadores el mensaje de que "así no; ni con recortes sociales, ni con la reforma laboral, ni con la reforma de las Cajas de Ahorro, ni con una cuestión que creemos que es muy sentida como es la reforma de las pensiones".

Además, ha apuntado que "no es entendible que, desde el Gobierno que durante seis años ha estado hablando de cambiar el modelo productivo, se plantee la reforma laboral más dura de la democracia porque hace más fácil el despido y aumenta el poder discrecional de los empresarios". Por eso, ha asegurado que "la movilización puede seguir más allá en el tiempo, incluso después del 29 de septiembre".

Górriz ha augurado un época de mayor conflictividad porque "la negociación colectiva no está yendo bien" así que ha exigido a las patronales que "desbloqueen los convenios", mientras que Ferrer ha advertido de que "a 30 de junio, este año llevamos menos de la mitad de convenios y trabajadores protegidos por un convenio que el año pasado".

Consulta aquí más noticias de Teruel.