El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), consideró hoy que el PP ha sido "desleal" para con la sociedad mixta Mercasevilla, participada por el Ayuntamiento y Mercasa, pero aseguró que el acuerdo adoptado por la junta general de accionistas para reducir de 23 a nueve los miembros de su consejo de administración, extremo que ha supuesto la desaparición de la representación que ostentaban los populares, "no tiene nada que ver" con el partido de la oposición, que ha anunciado una impugnación del acuerdo.

En rueda de prensa, el primer edil reaccionó así a las advertencias del PP, que espera recurrir por la vía civil este acuerdo de la junta general de accionistas que, al reducir de 23 a nueve los miembros del consejo de administración, ha supuesto la desaparición del PP en los órganos de gobierno de la empresa. "Las medidas que se han tomado no tienen nada que ver con el PP, aunque a ellos les guste ser el niño en el bautizo, el muerto en el entierro y la novia en la boda", dijo el alcalde en alusión a los populares, que defienden que el acuerdo vulnera los estatutos de la empresa y un acuerdo plenario que se remonta a 1988.

Sánchez Monteseirín consideró que el portavoz adjunto del PP y ya ex consejero de Mercasevilla Beltrán Pérez ha sido "desleal" para con la empresa, investigada por el Juzgado de Instrucción número seis, pero advirtió de que el acuerdo de la junta general de accionistas ha supuesto, además, que concejales como la edil de Consumo, Teresa Florido (PSOE), y él mismo, hayan salido de los órganos de gobierno de esta empresa. "Creo que mi presencia allí añadía un objetivo político a mis adversarios", agregó el primer edil hispalense para defender esta iniciativa como medida para alejar a la empresa de la "trifulca política".

Así, aseguró que "las medidas tienen que ver con el saneamiento de la empresa, todo lo demás es judicialización de la vida política y politización de la justicia, porque parece que eso les da gran rentabilidad, no hay más que ver como intentan apuntarse una y mil veces a cosas que no tienen nada que ver con ellos y quieren ser protagonistas de cosas de las que en absoluto lo son".

"Más técnicos y menos políticos", dijo el alcalde en cuanto a la nueva composición del consejo de administración de Mercasevilla, pues a su juicio, "esa politización sectaria que se ha hecho, no es buena para mercasevilla", señaló el alcalde insistiendo en que la empresa, que cerró 2009 con pérdidas por valor de 4,2 millones de euros y afronta un pasivo de más de nueve millones de euros, debe dejar de ser "un arma arrojadiza por parte de fuerzas políticas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.