El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, pidió este miércoles un "esfuerzo" a los presidentes de Unicaja y Cajasol para que antepongan los intereses de los andaluces a los de sus propios consejos de administración y se materialice su puja conjunta por CajaSur, y lograr así la "gran caja" que "necesita" Andalucía.

Así, en rueda de prensa en Granada, el líder sindical dijo respetar las decisiones que tomen los órganos de gobierno de las entidades en un día en que está previsto que se reúnan para abordar la posibilidad de presentar oferta, bien individual, bien conjunta, para hacerse con Cajasur, si bien señaló que éstos deben también "respetar" el interés general ya que las cajas "prestan un servicio al ciudadano".

CCOO-A, según dijo, no cree que existan "dificultades técnicas" para presentar la oferta conjunta sino que más bien éstas están relacionadas con los intereses de los consejos de administración y los presidente de Unicaja y Cajasol, a los que instó a apostar "decididamente" por una fusión de las cajas andaluzas "en la que quepa sin ninguna duda a Cajasur", cuya intervención atribuyó a la "connivencia" entre el Cabildo de Córdoba y el sindicato Aspromonte.

De hecho, Carbonero consideró que no es "casualidad" que la antigua dirección de la caja se haya reunido con representantes del Banco Sabadell cuando sólo unos días antes Aspromonte barajara la posibilidad de la compra por parte del banco. Por ello, pidió al Banco de España y al Ministerio de Economía y Hacienda que se "tomen en serio" este asunto y corroboren que la operación no este "orquestada" por los intereses de la Iglesia y "de quien le está haciendo el juego en nombre de los trabajadores", en lo que podría suponer, a su entender, un "fraude" a los andaluces y a los cordobeses. CAJAGRANADA

Por otro lado, se refirió a la decisión de CajaGranada de integrarse en un Sistema Institucional de Protección (SIP) con otras entidades del arco mediterráneo y reiteró su rechazo a este tipo de 'fusiones frías' que es el "camino más favorable a terminar con la función social de las cajas y la antesala a su bancarización".

En su opinión, la entidad granadina tiene un "futuro incierto" provocado "por la estrechez de miras de los partidos políticos, en Granada especialmente". "Los que han provocado esta situación deberán dar cuenta a la sociedad granadina", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Granada.