El Ayuntamiento de Huesca dispone de un vehículo eléctrico, que se utilizará en la limpieza de graffitis y pintadas del mobiliario urbano de la ciudad. El coste del vehículo, que ha sido presentado esta mañana, ha ascendido a 78.000 euros.

El vehículo eléctrico de última generación Urbaplus es el primero de esta clase que adquiere el Consistorio oscense y según ha informado hoy el concejal del área de Servicios Generales del Ayuntamiento, Germán Sanromán, se trata de una tractora ecológica con dos módulos o semiremolques, muy silencioso, que permite optimizar los trabajos municipales.

En su primer cometido, permitirá limpiar de forma más efectiva las pintadas que afean la ciudad usando un sistema, similar al tradicional, que a base de agua a presión con un aditivo de calcita.

Sanromán ha dicho que "el objetivo final es tener un equipo de última generación y tecnología para todo tipo de tratamiento que permita eliminar graffitis y pintadas en el mobiliario urbano y, a su vez, puede servir de hidrolimpiadora, una máquina que echa agua a presión y sirve para limpiar las calles de la ciudad".

Se espera que antes de final de año este vehículo, que tiene una autonomía de tres días, suponga un coste cero, ya que se está estudiando recargarlo con energía solar.

Consulta aquí más noticias de Huesca.