La escritora gallega Blanca Riestra ha visitado este miércoles Sevilla para promocionar su último trabajo, 'La noche sucks' (Alianza), con la que atrapa al lector a través de una obra "nocturna" y "sonambulista" en la que la madeja y coral de personajes se verán dentro de "una ciudad trampa".

En una entrevista concedida a Europa Press, ha señalado que con esta novela coral "no ha pretendido ser exhaustiva, sino un retrato azaroso", con personajes elegidos al azar entre personajes que conoció durante su estancia al frente del Instituto Cervantes de Alburquerque (Estados Unidos). La obra, según precisó, tiene que ver con las vivencias de lo que es "la América profunda, pero sin intención moralista o de crítica, sino para hablar sobre el mal, los misterios de la noche, la perdida de la razón y la puerta oscura del mundo".

Con respecto a la imagen de la "América profunda", dijo que "cuando llegas a Alburquerque compruebas que las imágenes míticas de las películas de Tarantino, los Hermanos Coen o el bar de 'Abierto hasta el Amanecer' son "estereotipos realistas", esto es, es igual que en los años 70.

Asimismo, ha señalado que la novela también recoge su experiencia vital en Alburquerque, apuntando "la soledad y la vida aislada en una ciudad que no es tal, sino un cruce de carreteras con apariencia desoladora y con una vida subterránea y que pasa por otro lados, por bares por las noches".

Riestra ha afirmado que "la noche siempre le ha interesado, sobre todo, en referencia al concepto que defendían los surrealistas y los simbolistas de que la noche es la parte dionisiaca de la existencia, la perdida de la razón, el descontrol y la intensidad, frente a la racionalidad, seriedad y práctica de lo diurno". Añadió que "la noche impregna la novela, que pretende ser nocturna y donde los personajes circulan dormidos y la escritura, sonámbula y dejándose llevar".

"La novela es una madeja de personajes que tratan de escapar de algo, sin conseguirlo", apuntó, explicando que parece que sobre la ciudad hubiera "una campana de cristal que les impidiese salir, pero no hay muros ni fronteras, un espacio opresivo y trampa".

"novela bosque"

Riestra reconoció que está trabajando el concepto de "novela bosque", siendo 'La noche sucks' una muestra de ello. Así, matizó que se trata de "novelas corales que tienen que ver con obras que están construida en torno a un vacío de significado y donde la estructura es muy importante". En este sentido, ha apuntado que comenzó a pensar en este tipo de libros tras haber leído las grandes novelas de Roberto Bolaños '2.666' y 'Los detectives salvajes', "ríos de palabras que no sabes donde te llevan con una impresión de inmensidad y en las que, una vez tragadas todas las palabras, te das cuenta que el verdadero significado de la novela está en la estructura caracoleada", aseguró.

Del mismo modo, ha añadido que son novelas en las que "el mensaje está oculto y no lo dan todo masticado ni una regla de preceptos, sino que presentan un vacío donde el lector tendrá que extraer sus propias conclusiones".

La ganadora del Premio Ateneo Joven de Sevilla 2001 por 'La canción de las cerezas', ha reconocido que la obra comenzó en un cuento que presentó, bajo el mismo título, a un certamen de relatos, y que tras su regreso a Madrid desde tierras norteamericanas unió, junto con otro relato, a más material que albergaba sobre Alburquerque, con "mayor perspectiva y distancia". "Los dos cuentos son dos partes de novelas que encajan sin fragmentar, esto es, mis cuentos no son verdaderos cuentos, son gérmenes de novelas que piden crecer", confesó.

Con respecto al título, 'La noche sucks', subrayó que "es perfecto para el contenido", pues tiene que ver con la presencia hispana en la zona de Alburquerque y el 'spanglish', el habla de los latinos americanos. 'La noche sucks', o la noche apesta, juega con el hecho de que "to suck' significa absorber, es decir, la obra "se traga tado". En este sentido, añadió que el libro es "un embudo donde todos van cayendo y un agujero negro en un determinado lugar del mundo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.