Una veintena de delegados de UGT de las grandes superficies comerciales de Cantabria se ha concentrado este miércoles ante la sede de la patronal cántabra de este sector para mostrar su "pleno rechazo a un nuevo convenio colectivo estatal que ha deteriorado las condiciones laborales y que ya ha provocado la destrucción de 90.000 empleos".

Según ha explicado el secretario general de la federación de Comercio, Hostelería-Turismo y Juego de UGT en Cantabria, Luis Ángel Ruiz Cardín, se manifiestan contra un convenio colectivo "pactado por la patronal ANGED y sus sindicatos afines, que está provocando que muchos trabajadores, en su gran mayoría mujeres, abandonen su empleo porque les es imposible conciliar su vida laboral y familiar".

El sindicalista ha señalado que el nuevo convenio colectivo suscrito a principios de este año en el sector, que UGT ha impugnado ante la Audiencia Nacional, "además de estipular salarios más bajos y condiciones de clara explotación laboral, permite a los empresarios una jornada laboral a la carta en función de sus intereses, que en la mayoría de los casos supone fragmentarla en distintos períodos del día".

"Con semejantes horarios laborales, donde empresarios manipulan a su antojo al trabajador, la conciliación de la vida laboral y familiar de la que tanto se habla es prácticamente inviable en este sector que en Cantabria ocupa a 3.000 trabajadores, en su gran mayoría mujeres", ha recalcado el responsable regional de la federación de Comercio de UGT.

Ruiz Cardín ha lamentado además que "con la reforma laboral los empresarios están aún más legitimados para modificar la jornada de trabajo cuando y como les parezca, por mucho que perjudiquen a los trabajadores, por lo que sobran los motivos como para convocar la huelga general del 29 de septiembre si se ve lo que ocurre en este sector".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.