El helicóptero del Gobierno regional realizará durante este verano vuelos preventivos en el litoral, especialmente los fines de semana y festivos o cuando se prevea una especial afluencia a las playas de la región.

Ésta es la principal novedad del dispositivo de salvamento y seguridad en las playas cántabras, que este miércoles han supervisado el consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, y el secretario autonómico de Cruz Roja, Alfonso Alonso, a bordo de una lancha neumática de la organización, en la que han recorrido distintas playas de los municipios de Santander y Ribamontán al Mar.

Mediavilla ha explicado que el dispositivo, en cuyo mantenimiento colabora el Ejecutivo autonómico con 550.000 euros, está compuesto este año por unos 300 socorristas, 17 patrones a bordo de otras tantas embarcaciones y doce ambulancias con personal sanitario, coordinados por el 112 y la Dirección General de Protección Civil del Gobierno de Cantabria.

Además, y con el objetivo de "incrementar la seguridad", a partir de las 19.30 horas, cuando finaliza el servicio de vigilancias, sobre todo sábados, domingo, festivos y aquellos días que se prevea un gran afluencia de ciudadanos a las playas de la región, el helicóptero sobrevolará el litoral cántabro.

De este modo, ante cualquier posible eventualidad, la aeronave ya estaría en vuelo, lo que, según Mediavilla, permitirá "acortar el tiempo de respuesta si surge alguna incidencia". Para el responsable autonómico de Protección Civil, se trata de un dispositivo "fundamental", cuya "importancia la demuestran los datos".

Desde el 1 de junio, día en el que comenzó a prestarse el servicio de salvamento y socorrismo en playas, el 112 ha recibido 131 llamadas sobre incidencias en los arenales, que han motivado un total de 28 intervenciones. Además, un total de catorce personas han tenido ya que ser rescatadas del agua en esta primera parte de la temporada estival.

RECOMENDACIONES

Por ello, el consejero ha solicitado a todos los cántabros y a quienes visiten las playas de la región este verano que "hagan caso a los socorristas y presten especial atención a las recomendaciones que se realizan desde los distintos servicios de salvamento, así como al color de las banderas, que pueden salvar vidas".

"Es un dispositivo a la altura de las necesidades del siglo XXI, que puede minimizar los efectos de cualquier incidencia", ha señalado Mediavilla, que ha deseado, además, que los servicios de emergencia "tengan que intervenir lo menos posible y que cuando lo hagan sea de forma eficaz y eficiente".

Igualmente, ha recordado que la web del 112 (www.112cantabria.es) recoge información actualizada de las playas de la región, como datos sobre sus características, vigilancia y color de las banderas.

En la campaña estival del año pasado, el 112 coordinó un total de 9.425 incidencias en las playas de la región. Además, 178 personas fueron rescatadas del agua y 156 evacuadas a hospitales.

Durante la supervisión del dispositivo, Alonso y Mediavilla ha intercambiado opiniones con una patrulla del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, que se encontraba en la costa de Santander, así como con distintos efectivos de la Cruz Roja.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.