El Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF) ha presentado una propuesta para la compra de todos los activos necesarios para poner en marcha lo que era Papelera del Besaya, de acuerdo con lo recogido en el Acuerdo de Intenciones firmado el pasado 9 de marzo entre el instituto y los accionistas de Papelera del Besaya.

Según ha informado este miércoles el Gobierno cántabro en nota de prensa, el ICAF ha llegado a un acuerdo con los antiguos administradores, a través del cual los accionistas solicitan al juez la liquidación anticipada y, a su vez, el Instituto ha registrado simultáneamente una oferta vinculante de compra de dichos activos.

Por su parte los administradores concursales han informado favorablemente el plan de liquidación presentado, que el Juzgado de lo Mercantil trasladará al comité de empresa para recabar sus observaciones.

Una vez tramitadas las solicitudes, el Juzgado habrá de resolver sobre ambas peticiones que, de ser concedidas, permitirán el inicio de la actividad de la antigua Papelera del Besaya a través de una nueva sociedad creada por el propio ICAF.

A finales del año pasado Papelera del Besaya suspendió su actividad y, desde entonces, prácticamente la totalidad de la plantilla ha estado sujeta a un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Con esta operación del ICAF, el Gobierno de Cantabria "cumple su compromiso de intervenir para mantener los puestos de trabajo en una empresa abocada a la liquidación".

Paralelamente, el ICAF mantiene reuniones con Sniace y con otros grupos empresariales para que eventualmente, a medio plazo, se hagan cargo de la nueva empresa que explotará los activos de la antigua Papelera del Besaya.

De esta forma, previsiblemente a finales de este verano o principios del otoño habrá finalizado toda la tramitación judicial necesaria para que los trabajadores puedan volver a su puesto de trabajo. Mientras tanto, ya han acordado con la Administración Concursal la extensión del ERE hasta la conclusión de los trámites.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.