La regidora de Relaciones Institucionales, Turismo, Comercio y Consumo del Ayuntamiento de Palma, Joana Maria Borrás, ha asegurado hoy que no se debe olvidar al sector comercial de la ciudad puesto que sin él el turismo de la capital balear "no podría funcionar ni existir".

Así lo ha expresado este miércoles en el acto de inauguración de la campaña de rebajas de verano para 2010, tras afirmar que, en todas las recesiones económicas, sufre más el sector comercial que el sector turístico.

En este sentido, Borrás ha lamentado que la presente campaña se enmarque de nuevo en la época actual de recesión económica, si bien ha remarcado que desde el Consistorio se espera que los resultados de las rebajas sean "mucho más positivos" que los de 2009.

Así, la regidora de Comercio y Consumo ha instado a las administraciones públicas, a las patronales, a los comerciantes y a los consumidores a hacer un esfuerzo "para que todo vaya mucho mejor".

Al ser preguntada por la prensa sobre la posible organización de actividades complementarias a la campaña de rebajas, Borrás ha aseverado que no habrá ninguna más allá de las previstas en el marco del progrmaa 'Palma Comercial', dirigido a fomentar la colaboración entre el sector turístico y el comercial con el fin de optimizar los resultados económicos de ambas actividades.

Por su parte, el miembro de la Junta de Gobierno de la Asociación del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco) Jaume Rivera ha asegurado que la patronal espera que la campaña sea "como mínimo igual" que la del año pasado, si bien confía en que sea "mucho mejor" que la de 2009.

En todo caso, Rivera ha afirmado que el pequeño comercio está llevando a cabo una "lucha muy fuerte" al asumir la subida del IVA del 16 al 18 por ciento en el tipo general y del 7 al 8 por ciento en el reducido, así como al intentar ofrecer la "mejor calidad" al "mejor precio" en la venta de sus productos.