La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha aceptado la recusación de María Dolores Sánchez, la magistrada de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla que había sido designada para presidir el juicio con jurado popular por el caso de la desaparición y presunto asesinato de la joven Marta del Castillo Casanueva, todo ello al entender que "ha habido contacto relevante con la instrucción" y, por tanto, "la absoluta imparcialidad objetiva ha de ser puesta seriamente en duda".

En un auto, fechado ayer martes y al que ha tenido acceso Europa Press, el Alto Tribunal andaluz considera que ha lugar a la recusación de la juez planteada por tres de los abogados de los acusados, pues argumenta que ha existido "un contacto con el procedimiento que puede inducir a cualquiera de las partes a sospechar razonablemente que la recusada puede haber formado criterio en orden a la resolución del asunto en una determinada dirección".

(((

Seguirá ampliación)))

Consulta aquí más noticias de Sevilla.