El secretario del sector de la minería en Comisiones Obreras de Aragón, Antonio Herrero, ha señalado que no descartan realizar movilizaciones a partir de la segunda quincena de julio, después de que este martes la Unión Europea no haya debatido ni el reglamento de las ayudas al sector, ni el Real Decreto del Gobierno español que primará la quema de carbón autóctono.

Herrero ha considerado que "la situación se agrava en la Cuenca Minera Central turolense", después de que los comisarios europeos no estudiaran el Real Decreto sobre la quema del carbón. Según sus previsiones, se podría estudiar la semana que viene, pero "después de tanto esperar tampoco tienen demasiadas esperanzas".

Herrero ha señalado que "la cosa se va complicando", sobre todo porque "no hemos sabido aprovechar el tiempo que España ha tenido la presidencia de la Unión Europea". Y es que, el representante de CC.OO. ha opinado que en ese tiempo se podría haber sacado adelante un Real Decreto cuyo retraso "perjudica mucho a las empresas porque sus recursos son limitados".

De ahí que haya adelantado que, a partir de la segunda quincena de julio, no descartan movilizaciones. "Yo entiendo que habrá que plantear movilizaciones rápidamente", a pesar de las vacaciones de verano porque "de lo contrario estamos dando el visto bueno a la actitud que mantienen quienes nos están gobernando", ha expuesto.

Herrero ha señalado que dichas movilizaciones deberían plantearse en la Cuenca Minera de Andorra, porque es donde se lleva a cabo la actividad minera y sobre todo porque "desde el 5 de abril no está entrando carbón a la central de Andorra". Según plantea, se debería realizar una concentración, pero también "se plantearían paros no sólo de la minería, sino de todos los servicios, mientras dure la manifestación".

En este sentido, ha deseado que dichas movilizaciones se puedan consensuar con el otro sindicato mayoritario, con UGT, aunque no descarta seguir adelante en solitario en caso de que fuera necesario.

Consulta aquí más noticias de Teruel.