La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa Noeno, espera que el verano transcurra con "normalidad" y no haya problemas por las altas temperaturas, si bien ha pedido a la población que sea "prudente" en su exposición al sol.

Noeno ha recordado, en declaraciones a los medios de comunicación, tras visitar las obras de remodelación del Hospital Provincial de Zaragoza, que, ante el calor, "lo más seguro es ser cautos y prudentes" y "no hacer actividades y ejercicio físico a las horas de mayor temperatura".

Asimismo, hay que hidratarse, bebe "mucha agua", ir por la sombra y no beber licores ni consumir sustancias que puedan potenciar el efecto del calor.

La consejera ha comentado, asimismo, que el Departamento viene realizando campañas desde la dirección general de Salud Pública y desde atención primaria, y colabora con los Colegios de Farmacéuticos de las tres provincias, con campañas como la de 'Sol sano' e informando de cómo minimizar el impacto del calor.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.