La congregación hinduista 'Vadika Pratisthana Sangha' aseguró este miércoles que son "falsas" las acusaciones realizadas por supuestas víctimas a su maestro, el granadino Antonio Javier Plazas, sobre posible explotación laboral y sexual, y que dentro de su comunidad es "imposible" la manipulación porque "no se admiten seguidores".

"Los que quieren serlo les invitamos a marcharse. No todo el mundo es idóneo para ser discípulo. Deben ser disciplinados, quien no quiere disciplina, se va", aseguró este miércoles en rueda de prensa —la última que hará la congregación al respecto— la vicepresidenta de la comunidad, Tara Shakti Chitanya, que anunció además la presentación de querellas contra esas posibles víctimas, a las que acusó de tener antecedentes delictivos, y contra algunos medios de comunicación. (((

Habrá ampliación)))

Consulta aquí más noticias de Granada.