Los ex trabajadores de la sociedad mixta Mercasevilla prejubilados merced al expediente de regulación de empleo (ERE) de 2007, de cuyas prestaciones se desliga la Consejería de Empleo pese a las "evidencias documentales", han levantado tras dos horas el encierro iniciado hoy en la sede hispalense del Banco Vitalicio. La movilización se ha disuelto al lograr el colectivo una reunión con un responsable nacional de la división aseguradora de esta entidad financiera con la que la compañía, participada por el Consistorio y Mercasa, negoció la gestión de las pre jubilaciones con la Administración autonómica como principal fuente de los pagos.

El presidente del comité de empresa de Mercasevilla, Rafael Domínguez (CCOO), informó a Europa Press de que más de 30 miembros del colectivo de pre jubilados del ERE de 2007 protagonizaron hoy un encierro en la sede sevillana del Banco Vitalicio, cuya división aseguradora paralizó en su momento los pagos de las nóminas de estos pre jubilados al desligarse la Consejería de Empleo de la financiación de sus prestaciones. Durante el encierro, que se prolongó de las 11,00 a las 13,00 horas, los líderes del colectivo se entrevistaron con el director técnico de la oficina, quien a través de unas "consultas o gestiones" con la sede nacional, en Madrid, concertó una reunión con el responsable nacional del departamento de Seguros Colectivos de esta entidad financiera.

Según Rafael Domínguez, el responsable nacional de Seguros Colectivos del Banco Vitalicio, José Antonio Mateo, visitará Sevilla el 14 de julio al objeto de entrevistarse con una representación de los pre jubilados del ERE de 2007. "Está bien. Es lo que queríamos", dijo el presidente del comité de empresa para destacar el éxito de la movilización. Con Mateo, según dijo, los sindicalistas y representantes de este colectivo intentarán "aclarar la situación" de las prestaciones, actualmente suspendidas al negar el Gobierno andaluz su participación en la financiación del procedimiento, al que se adhirieron unos 40 empleados.

El colectivo, como se recordará, cobra sus nóminas mediante contratos de préstamo librados por la compañía y en los que los pre jubilados renuncian expresamente a la adquisición de cualquier derecho, además de mantener desde hace semanas una acampada a las puertas de la sede institucional del mercado central de abastos de Sevilla.

Las "evidencias documentales"

El pasado 2 de junio, como se recordará, se hizo público un documento firmado el 29 de abril de 2008 por el entonces director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, en el que la Administración autonómica se comprometía a abonar 1,89 millones de euros en el marco de una póliza para ocho ex trabajadores de esta compañía.

En ese documento, recogido por Europa Press, el por entonces director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía expresaba ante Vitalicio Seguros, —compañía con la que Mercasevilla negoció la póliza correspondiente a estas prestaciones—, su "conformidad" a la suscripción de una póliza para ocho "ex trabajadores" de la sociedad mixta, "comprometiéndose" a continuación a "abonarles" con fecha 1 de julio de 2008 1.891.637,83 euros. COINCIDENCIAS

Esta fecha y esta cuantía, además, "coinciden" con el contenido de un documento librado por Vitalicio Seguros en el marco de la póliza de seguro colectivo de rentas suscrito por la sociedad mixta precisamente para las prestaciones de los trabajadores adheridos al ERE de 2007. En ese documento, en efecto, la compañía aseguradora atribuye el 22 de mayo de 2008 a la Junta de Andalucía el abono de 1.891.637,83 euros a fecha de 1 de julio de 2008 en concepto de "prima" aplazada para la financiación de las prestaciones.

La cuantía y las fechas de pago, además, coincidían con una de las partidas que, según otro documento de Vitalicio Seguros, se esperaba del Gobierno andaluz para sufragar las prestaciones de varios de los aproximadamente 40 pre jubilados del expediente de regulación de empleo (ERE) de 2007.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.