El PP cántabro ha dado al Gobierno regional una semana de plazo para que abone a los diez Centros Especiales de Empleo que hay en la Comunidad las ayudas que les adeuda desde el pasado mes de noviembre, cuantía que "no estará lejos" de los cinco millones de euros.

Si el Ejecutivo no hace efectivo el pago a las cinco asociaciones encargadas de la gestión de los centros en el plazo marcado, la oposición pedirá la celebración de un Pleno extraordinario en el mes de julio para debatir y solucionar esta situación.

Así lo anunció este miércoles el presidente de los 'populares' cántabros, Ignacio Diego, en una rueda de prensa en la que ha indicado que el Gobierno debe a estos centros el pago de las ayudas correspondientes al sueldo de siete meses (de diciembre a junio, ambos incluidos) y las pagas extraordinarias de Navidad y verano.

Se trata, según ha recordado, de una situación que se repite, ya que el año pasado ocurrió lo mismo y la oposición también se vio obligada a dar un plazo para el pago de las cuantías adeudadas, y que en esa ocasión afectaban a unas 3.000 personas.

Para Diego, es "lamentable", "injusto" y de "vergüenza" que el Gobierno PRC-PSOE, "que pregona ser progresista" y "se jacta" de favorecer a los "más débiles" y "necesitados" ante la crisis, lleve siete meses sin pagar a los Centros Especiales de Empleo. "Los hechos dicen todo lo contrario", ha expresado el dirigente 'popular'.

Ha explicado que el retraso de este año se aproxima a los 210 días, al igual que ocurrió en el ejercicio pasado, mientras que en 2005 y 2006 era de 134 y 170 días, respectivamente. Frente a ello, entre 200 y 2003, cuando gobernaba el PP, los retrasos oscilaban entre los 60 y 80 días, aproximadamente.

A juicio de Diego, es "absolutamente inaceptable" que los altos cargos del Ejecutivo cobren "mes a mes, tras subirse un 30% el sueldo" en los últimos siete años —aunque ahora se lo han bajado un 15%—, mientras "en plena crisis" se adeudan las ayudas a los Centros Especiales de Empleo, que realizan una "labor encomiable".

Ausencia de gobierno

Y que esta situación ocurra "un año más" evidencia, según ha añadido, una "absoluta falta de voluntad" política para solucionar este problema, "desinterés por proteger a quienes más lo necesitan" y "desgobierno, ausencia de Gobierno" en Cantabria. "Esto puede ocurrir un año, lo que no puede es ocurrir de forma reiterada todos los años", ha precisado.

"Me avergüenzo, como cántabro, de tener un Gobierno que predicando lo que predica", ha concluido Diego, "se permita actuar en la manera en que lo hace".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.