El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Jaume Font, ha calificado este miércoles de "juego democrático" el hecho de que en los partidos políticos, haya personas con sentencias contrarias, porque lo que hayan hecho "se pueda interpretar que no se ajusta a la Ley", si bien ha indicado que las decisiones judiciales que sean firmes se deben "acatar", refiriéndose así al ingreso ayer en prisión del ex-conseller insular de Territorio Bartomeu Vicens, tras ser condenado por el Tribunal Supremo a tres años de cárcel en el marco del caso Son Oms.

En una rueda de prensa, Font ha resaltado que "no se puede pensar que todos los políticos son iguales" y, tras ser preguntado por los diferentes casos de supuesta corrupción en los que están implicados otros dirigentes políticos de Baleares, como el ex-presidente del Govern Jaume Matas y la ex-presidenta del Parlament Maria Antònia Munar, ha apuntado que estas cuestiones están siendo estudiadas por los jueces y fiscales a quienes tras expresar su "total respeto", les ha pedido que "no se pare" ninguna investigación, con el fin de "llegar al final de todo".

"No puedo juzgar a una persona, porque no soy juez y ya veremos cómo acaban todas estas cosas", ha señalado, al tiempo que ha subrayado que "cada día hay sentencias y no por eso la sociedad es más buena o más mala, sino que quien no cumple la Ley, tiene que ser la justicia la que se ocupe de esta persona".

Pese a los diferentes casos de corrupción que asolaron la pasada legislatura, Font ha recalcado que con independencia de los mismos, fue "mejor" que la actual legislatura, teniendo en cuenta que "no existían los actuales problemas del déficit y del tejido económico, mientras que se hicieron infraestructuras como la carretera entre Palma y Manacor".

Por el contrario, ha criticado que durante esta legislatura, el Consell de Mallorca "debe más de 130 millones de euros a sus proveedores, de los cuales 75 millones corresponden al 2009, mientras que tampoco se están cumpliendo las anualidades de 2009 y 2010 correspondientes al convenio de carreteras, debido a que aún no se han adjudicado más de 125 millones de euros".

Asimismo, ha añadido que se "ha constatado el fracaso del traspaso de competencias", al tiempo que ha remarcado que hay 35 altos cargos más que en la pasada legislatura, lo que supone "un gasto anual de 1,2 millones de euros".

Respecto a la situación del empleo, Font ha recordado que en julio de 2007 había 22.000 parados en Mallorca en junio "y ahora hay más de 60.000". "No digo que todo lo que se haga ahora es malo, sino que se está actuando igual que en la pasada legislatura cuando había una bonanza económica", ha remachado.

De este modo, el portavoz 'popular' en el Consell ha censurado que "no se está oyendo a la gente que sufre y que no tiene trabajo y que son los que deben abrir las orejas a los políticos", para lo cual ha defendido "priorizar el gasto, cumplir los convenios, recibir la financiación que nos toca y pagar a los proveedores a quienes se debe dinero desde hace dos o tres años". (

Habrá ampliación)