El Cabildo de Gran Canaria, tras las condiciones meteorológicas previstas para los próximos días, ha considerado que el peligro de incendio va ser alto, por lo que ha establecido medidas preventivas, además de reforzar los servicios del Operativo de Incendios para hacer frente a esta situación.

De esta forma, el Gobierno insular comunicó en nota de prensa la prohibición del uso de fuego en áreas recreativas y zonas de acampadas del Cabildo de Gran Canaria, incluso en las instalaciones destinadas a ello el resto del año, incluidos los sistemas portátiles con cualquier clase de combustible a excepción del Área Recreativa de San José del Álamo.

Asimismo, ha suspendido las autorizaciones de exhibiciones de fuegos artificiales y hacer hogueras en cualquier tipo en las zonas de Alto Riesgo de Gran Canaria establecidas en la Orden de 9 de octubre de 2008; mientras que los ayuntamientos serán los competentes para las autorizaciones en suelo urbano. También se prohíbe totalmente la quemas de residuos forestales y agrícolas.

Estas medidas se mantendrán vigente hasta la finalización de la época de Peligro Alto, que comenzó el 1 de julio y se prolongará hasta el 30 de septiembre de 2010.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.