Más del ochenta por ciento de las viviendas iniciadas en Aragón en el primer trimestre del año son protegidas, un total de 1.814, lo que explica el fuerte incremento de las viviendas iniciadas en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, según el Observatorio Inmobiliario de Aragón, editado por Ibercaja y Caja Inmaculada.

El Observatorio refleja que las estadísticas oficiales relativas al mercado inmobiliario "han comenzado a mostrar en los primeros meses de 2010 cierta mejoría de la demanda, con un aumento de las compraventas de vivienda y de las hipotecas constituidas, y una atenuación de la contracción de la oferta inmobiliaria".

En el caso de Aragón, el fuerte incremento de las viviendas iniciadas en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior responde al elevado volumen de vivienda protegida. Esta misma causa explica el incremento de las compraventas, "que también se están viendo favorecidas por los tipos de interés todavía en mínimos y por la anticipación de las decisiones de compra ante la subida del IVA en julio y la supresión de la deducción fiscal por adquisición de vivienda habitual para determinados colectivos de renta a partir de enero de 2011".

A pesar de lo anterior, los expertos encuestados no han percibido una mejora del mercado inmobiliario aragonés durante el primer trimestre de 2010. En su opinión, la actividad constructora ha registrado "un fuerte descenso, de similar magnitud al del semestre anterior, provocando un nuevo aumento de la disponibilidad de suelo". Por su parte, la demanda de vivienda "sigue sin dar señales de recuperación", disminuyendo ligeramente en la misma medida que lo hiciera en la anterior edición del Observatorio.

El precio de la vivienda ha tenido una evolución paralela en vivienda nueva y usada, en línea con lo que reflejan las estadísticas oficiales; los expertos prevén que en los próximos meses los precios seguirán ajustándose, ante la falta de perspectiva de la recuperación de la demanda.

El stock de vivienda se ha mantenido en niveles similares al periodo anterior, ya que la disminución de precios no ha sido suficiente para animar la demanda, y el tiempo de venta ha continuado aumentando a niveles importantes.

Las previsiones de los expertos apuntan a una moderación en el ritmo de contracción de la actividad constructora en los próximos seis meses y a un mantenimiento del nivel de demanda, mientras que esperan un nuevo ajuste de precios, tanto en vivienda nueva como en usada. ZARAGOZA,

Huesca y teruel

En Zaragoza, en el primer semestre de 2010, según la opinión de los expertos consultados, se ha mantenido la relevante contracción de la actividad constructora, cuya intensidad tenderá no obstante a amortiguarse en la segunda mitad del año. La prolongación de esta dinámica en las nuevas promociones residenciales sigue provocando una expansión de la disponibilidad de suelo edificable.

La demanda de vivienda, tanto nueva como usada, ha disminuido ligeramente en Zaragoza respecto al semestre previo y, según refleja el indicador de expectativas, continuará en niveles similares entre julio y diciembre de 2010. En este contexto, y a pesar del ajuste en la oferta, el tiempo medio de venta ha aumentado entre enero y junio, tanto en obra nueva como en inmuebles usados.

Asimismo, el stock de viviendas, en línea con los resultados de la edición anterior del Observatorio Inmobiliario, se ha estabilizado, aunque se espera que la oferta supere a la demanda nuevamente durante los próximos seis meses.

Los precios de la vivienda en Zaragoza, tanto nueva como usada, han descendido en el primer semestre de 2010, según los encuestados, en coherencia con las estadísticas oficiales, anticipándose también una continuidad de esta tendencia entre julio y diciembre.

La magnitud de la disminución del ritmo de construcción en la ciudad de Huesca ha sido la más elevada entre las tres capitales de provincia de la Comunidad Autónoma durante el semestre.

Además, los expertos encuestados en este área indican que la tendencia persistirá en la segunda parte del año en la provincia oscense. De otro lado, el menor número de iniciaciones trae consigo un incremento significativo de la disponibilidad de suelo para nuevas promociones, que ya venía registrándose en ediciones anteriores del Observatorio.

La demanda en Huesca se ha estabilizado entre enero y junio de 2010. Sin embargo, los encuestados anticipan una inflexión hacia niveles contractivos en los próximos meses, tanto en vivienda nueva como en usada. De este modo, a pesar de la caída en la oferta, el tiempo medio de venta ha aumentado considerablemente, aunque en menor medida que en semestres previos.

A la par, el stock de vivienda sigue ampliándose, sobre todo en el caso de inmuebles de segunda mano. En estas coordenadas, la reducción de los precios de la vivienda en Huesca ha sido importante y ligeramente más acusada en usadas que en nuevas. La debilidad de la demanda se impone sobre el ajuste en la oferta y los expertos estiman que el descenso de los precios será igualmente relevante entre julio y diciembre de 2010.

En sintonía con las otras dos capitales de provincia, Teruel muestra un notable ajuste en la actividad de construcción residencial en el semestre que, según el criterio de los expertos, se prolongará entre julio y diciembre. No obstante, este indicador presenta una cierta desaceleración con respecto a ediciones anteriores del Observatorio Inmobiliario. Asimismo, la disponibilidad de suelo exhibe el aumento de mayor magnitud relativa entre las tres capitales aragonesas.

La demanda de vivienda registra una dualidad manifiesta, puesto que la correspondiente a obra nueva se ha estabilizado en el semestre y la de segunda mano todavía sigue en niveles de contracción. No obstante, la demanda de ambas tipologías retrocederá en el segundo semestre del año, de acuerdo con la opinión de los encuestados. Los tiempos medios de venta se mantienen en cotas de expansión elevadas, pero en desaceleración frente a semestres precedentes. Con estas premisas, ha continuado acumulándose stock entre enero y junio.

Finalmente, los precios de la vivienda han caído en el semestre en la provincia de Teruel, con una intensidad similar en nueva y usada, y los expertos prevén que esta tendencia persista en la segunda mitad del ejercicio, en una proporción equivalente a la experimentada entre enero y junio en las dos tipologías de inmuebles.

Pirineo aragonés

El mercado inmobiliario del Pirineo ha sido el que ha presentado la evolución más desfavorable de las cuatro áreas analizadas en este Observatorio Inmobiliario. Según los expertos consultados, la actividad constructora ha sufrido una fuerte contracción en el primer semestre de 2010, más intensa de la percibida en la segunda mitad de 2009. Lo anterior ha traído consigo un nuevo aumento de la disponibilidad de suelo, de similar magnitud al registrado el semestre precedente.

La evolución de la demanda ha sido peor de lo anticipado en la anterior edición del Observatorio, con una fuerte reducción tanto en vivienda nueva como usada, y en clara divergencia con el resto de áreas analizadas, donde el comportamiento de la demanda ha sido más favorable. En este contexto, el tiempo medio de venta ha seguido aumentando de forma considerable, y el stock de vivienda pendiente de venta se mantiene en el mismo nivel del semestre anterior.

Esta circunstancia, junto con el bajo pulso de la demanda, ha desembocado en una importante reducción de precios tanto en vivienda de obra nueva como en la de segunda mano que, según los encuestados, se prolongará durante la segunda mitad de 2010 ante la falta de perspectivas de recuperación de la demanda.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.