El Ayuntamiento de Santander, a través de la Policía Local, realizará controles de velocidad mediante radar móvil en El Campón, a la espera de que el Ministerio de Fomento cumpla con su compromiso de instalar un radar fijo en esa zona.

Así se lo ha anunciado el alcalde, Íñigo de la Serna, a los representantes de la asociación de vecinos San Joaquín, con quienes celebró una reunión este martes para informarles acerca de los dos encuentros mantenidos entre el Ayuntamiento y la Demarcación de Carreteras respecto a las condiciones de seguridad de la carretera nacional 611, a su paso por El Campón.

Durante la reunión, a la que asistieron también los concejales de Protección Ciudadana, Eduardo Arasti, y de Barrios, Santiago Recio, se informó a los representantes vecinales de la petición que el Ayuntamiento ha trasladado al Ministerio de Fomento para que, con la mayor celeridad, instale los pasos de peatones regulados por semáforos que reivindican los vecinos.

Asimismo, el Ayuntamiento ha propuesto la colocación de un radar fijo que complemente a este paso de peatones, algo a lo que accedió el responsable de la Demarcación de Carreteras de Cantabria.

No obstante, y hasta que el Ministerio de Fomento ejecute estas medidas de mejora de la seguridad en la N-611, el Ayuntamiento de Santander ha decidido que la Policía Local realice controles de velocidad, mediante radar móvil, en El Campón.

Los representantes municipales recordaron a los vecinos que se trata de un tramo correspondiente a una carretera nacional, por lo que su mantenimiento, señalización y la adopción de las medidas de seguridad oportunas son competencia del Ministerio de Fomento, que, de la misma manera que ha colocado ya una señal de reducción de velocidad máxima permitida a 50 kilómetros por hora en El Campón, deberá ahora colocar los correspondientes semáforos y pasos de peatones, y encargarse de mantener y señalizar el vial.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.