La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a 15 años de prisión a Salvador O.R., conocido como 'El Lotero', a quien un jurado popular declaró por unanimidad culpable del asesinato en 2007 de Nadezna U., una joven de 22 años de origen ruso a quien degolló en su domicilio de Almerimar, en El Ejido.

El fallo del tribunal de la Sección Tercera, según informaron a Europa Press fuentes judiciales, se aviene a la pena interesada, tras hacerse público el veredicto, por la fiscal, quien rebajó en cinco años la condena que se solicitó en el escrito de acusación provisional por un delito de asesinato tipificado en los artículos 138 y 139.1.

Impone, asimismo, a Salvador O.R. el pago de una indemnización de 40.000 euros a la abuela de la víctima y otros 70.000 euros a su hermano menor de edad, a quienes mantenía con los ingresos obtenidos en España.

Las acusaciones populares ejercidas por la Asociación de Mujeres Juristas de Almería y la Asociación para la Atención Integral de Mujeres en Riesgo Social (Aimur) modificaron también sus escritos de calificación provisional, en los que pedían para 'El Lotero' sendas penas de 25 años de cárcel, al desestimar el jurado popular la concurrencia de ensañamiento en el crimen. Consideró que la primera puñalada, que le degolló, causó la muerte "casi inmediata" frente a la segunda, asestada en la zona lumbar.

Salvador O.R. afirmó durante la primera sesión de la vista oral celebrada entre los días 17 y 28 de junio en hasta dos ocasiones ser "culpable" de la muerte en 2007 de Nadezna U. y relató que, en la madrugada del 31 de octubre, cogió un cuchillo y "le corté el cuello" en el interior del apartamento en el que residía después de que haber ido a buscarla en el club de alterne en el que trabajaba y haberle "pagado 150 euros para hacer el amor". "NENA,

Le he cortado el cuello a una rusa"

El procesado detalló, pese a decir que no "recordaba muy bien lo ocurrido y que le dio esa ira porque estaba muy borracho", como, después de cometer un crimen del que aseguró estar "muy arrepentido", tapó el cuerpo de la víctima con una manta y emprendió una huida que le llevó en un camión hasta el barrio del Raval en Barcelona, donde llamó por teléfono a una de sus hijas para decirle: "nena, le he cortado el cuello a una rusa".

El cuerpo sin vida de Nadezna U., quien residía en España de manera irregular desde hacía ocho meses y dejaba una abuela y un hermano menor de edad en su país natal, fue encontrado el 6 de noviembre de 2007. Su asesino era detenido por la Policía Nacional en la Estación Intermodal de Almería a su regreso de Barcelona el 15 de noviembre.

Salvador O.R., para quien el jurado popular rechazó la eximente de trastorno mental transitorio solicitada por su defensa, quedó con Nadezna U. en la madrugada del crimen en el club 'Cotton Club' de El Ejido. Una vez llegó al local en el que ella trabajaba, la invitó a una copa y "le entregó 150 euros para pasar la noche en su domicilio y mantener relaciones sexuales" al término de su jornada laboral. INDEFENSA

Ambos salieron del establecimiento pasadas las 05,00 horas y se montaron junto con otras dos compañeras de trabajo en el turismo del procesado, quien acercó a las amigas hasta sus respectivas casas. Cuando llegaron a la vivienda en la que residía el presunto asesino, ubicada en la calle Conde de Barcelona de la urbanización de Almerimar, "se pusieron cómodos y estuvieron tomando unas copas".

Salvador O.R. aprovechó que ella se había quedado "adormilada y desnuda" en el dormitorio para coger un cuchillo de "hoja especialmente ancha" y seccionar con este "transversalmente de izquierda a derecha y desde atrás" el cuello de la joven, quien en ningún momento se pudo defender ya que no esperaba ningún ataque. A continuación, al quedar la víctima "tirada de rodillas en el suelo y con el cuerpo hacía adelante", le clavó de nuevo el arma en la región lumbar.

El presunto asesino actuó con "contundencia y precisión al propinar ambos golpes, especialmente idóneos" para causarle la muerte a Nadezna U., cuyo cuerpo sin vida dejó "abandonado" en el interior del inmueble, "completamente cerrado", para emprender la huida no sin antes "limpiar las manchas de sangre de su cuerpo y llevarse consigo sus efectos personales y el cuchillo" con el que la apuñaló.

Salvador 'El lotero', para el que el jurado popular cerró en el veredicto la posibilidad de indulto o remisión de la condena, cogió su vehículo y puso rumbo a la capital almeriense donde estuvo "deambulando y pensando qué hacer" para no ser localizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Era finalmente detenido 15 días después por agentes de la Policía Nacional cuando regresaba a la provincia tras un periplo por diferentes puntos de la geografía peninsular.

Consulta aquí más noticias de Almería.