La Oficina Insular de Información al Consumidor y el Usuario (OIICU), dependiente de la Consejería de Asuntos Sociales, Sanidad, Consumo, Vivienda e Inmigración del Cabildo de Fuerteventura, ha realizado una circular donde se expone información útil, así como consejos y recomendaciones para los consumidores en la época estival y en relación con Internet.

Esta circular se ha elaborado, según el consejero insular del área, Víctor Alonso, porque en el verano se multiplica la oferta de viajes, "por lo que hay que ser muy cuidadoso con las vacaciones que se contratan" y asegurase "de antemano" que los servicios ofertados son los que después se van a recibir al precio fijado.

Añadió, en nota de prensa, que el "mayor cuidado" hay que prestarlo a las compras por Internet, "especialmente si se trata de personas que no están habituadas a utilizar los servicios de venta on-line pero que se acercan a la red en busca de buenas ofertas de vacaciones".

Al respecto, la OIICU recomendó a los que prevén viajar "tener claro sus derechos y como ejercerlos". En este caso, para acceder a Internet a reservar y comprar billetes de avión o alojamientos, entre otros, antes de realizar la comprar online se recomienda tomarse su tiempo para realizar una serie de comprobaciones.

En este sentido, indicó que las comprobaciones a realizar deben estar relacionadas con asegurarse de que la página contenga la información que le permita localizarla "fácilmente en casos de incumplimientos, en especial una dirección física". Además, la empresa está obligada a especificar el precio total incluyendo "todos" los gastos comprendidos en el precio como las tasas del aeropuerto, el coste de seguro de cancelación si se ha contratado, coste de emisión del billete en su caso y cualquier otro cargo que se incluyan en el precio total.

Antes de aceptar, se debe leer detenidamente e imprimir todas las condiciones de la compra, así como la publicidad relativa a descuentos u ofertas. Y previamente a dar los datos de su tarjeta, hay que comprobar que la página web disponga de un certificado de seguridad para la realización de comunicaciones encriptadas y utilizar como protocolo de comunicaciones 'HTTPS' (le aparecerán estas siglas en la barra de direcciones).

Asimismo, se recomienda imprimir y guardar siempre el correo electrónico de confirmación de la reserva y de la compra, llevándolo consigo durante el viaje.

En cuanto a hoteles, restaurantes y demás servicios, con carácter previo a la contratación deben de informar del precio final completo, incluidos los impuestos, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación a la oferta y los gastos adicionales que se repercutan al consumidor o usuario. También hay que exigir factura detallada por conceptos y conservarla.

Además en caso de 'overbooking' (venta de más plazas de las que admite un avión) la compañía aérea debe indemnizar de forma automática al viajero; mientras que los retrasos son indemnizables a partir de las tres horas, salvo causas de fuerza mayor.

En caso de cualquier incidencia con el equipaje, no salga del aeropuerto sin haberlo comunicado a la compañía formalizando el correspondiente Parte de Irregularidad de Equipajes. El equipaje se considera perdido a los 21 días, por lo que si aparece antes, le deben indemnizar por el retraso en función de los daños ocasionados. Además, hay que guardar los justificantes de las compras de gastos de primera necesidad que tenga que realizar, así como los resguardos de su tarjeta de embarque y el ticket de facturación.

También se recomienda no facturar documentos ni objetos de especial valor económico o sentimental, sin un seguro que le garantice la recuperación del valor declarado en caso de extravío.

Finalmente, se pidió que fuera de casa, tanto si utiliza o no restaurante en las vacaciones, se deben extremar la medidas de higiene personal y con los alimentos porque el verano es la época "más propicia" para las intoxicaciones alimentarias. Las hojas de reclamaciones deberán estar disponibles en todos los establecimientos que oferten bienes o servicios a consumidores finales. El reclamante, una vez rellenada la hoja, deberá dejar una copia en el establecimiento y remitir el original a los organismos competentes en materia de consumo o turismo.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.