Viagra
Pastillas de Viagra. ARCHIVO

Los hombres que consumen fármacos para tratar la disfunción eréctil tienen más probabilidades de sufrir enfermedades de transmisión sexual (ETS) que los que no los usan, según los resultados de un análisis de los registros de más de 1,4 millones de estadounidenses mayores de 40 años, realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, que se publica en Annals of Internal Medicine.

Según ha explicado el líder de este estudio, Anupam B. Jena, del Departamento de Medicina del MGH, "aunque las enfermedades de transmisión sexual son bastante infrecuentes entre los hombres mayores -cerca de 1 de cada 1.000 individuos-, hemos descubierto que las tasas de ETS en hombres que toman fármacos para la disfunción eréctil eran dos o tres veces mayores, tanto antes como después de su primera prescripción".

Los pacientes con más de 50 años eran mucho menos propensos a usar preservativo El equipo de Jena descubrió que los fármacos contra la disfunción eréctil se habían popularizado desde la aparición de 'Viagra' (sildenafil) en 1998. En 2002 se estimaba que más del 20% de los estadounidenses mayores de 40 años habían probado estos medicamentos.

Diversos estudios han demostrado que las tasas de ETS, entre las que se incluye el VIH/sida, están subiendo entre los hombres mayores así como en el público general y que los pacientes con más de 50 años eran mucho menos propensos que los de 20 a usar preservativo durante sus relaciones sexuales o a someterse a análisis para detectar el virus del VIH.

Investigaciones pequeñas realizadas entre hombres que tienen sexo con hombres asociaron el uso de los fármacos para la disfunción eréctil con las conductas de alto riesgo y un aumento de las tasas de enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, ningún estudio había analizando antes la relación entre los fármacos de la disfunción eréctil y el riesgo de ETS en una muestra grande y representativa de hombres mayores con seguro privado.