Ángeles González-Sinde
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. ANTONIO NAVIA

Ministra hace poco más de un año, González-Sinde volvió ayer a la sede de la Academia de Cine, que presidió durante más de dos años, para entregar a Casa de la India el premio que homenajea a su padre.

¿Cómo, y por qué, este premio?
Al morir mi padre, en 1992, sus compañeros de la Academia del Cine, que presidía, lo crearon. Mi padre creía en las posibilidades del cine para impulsar o movilizar a la sociedad, contribuir a la reflexión y, como toda la cultura, ayudarnos a vivir mejor.

¿Por qué a Casa de la India?
Desde que estoy en el Ministerio me doy cuenta del esfuerzo de Cultura y Exteriores para usar el cine como dinamizador de una marca-país. Lo sabemos por EE UU: el cine es un gran vehículo de transmisión de valores y productos nacionales, es una locomotora que tira de otros sectores. Desde la India se ha reclamado la presencia de cine español, algo que agradecer y, sobre todo, atender: allí hay millones de espectadores, es un inmenso campo receptor lleno de posibilidades culturales y económicas.

Intentamos armonizar criterios y políticas sobre digitalización de patrimonio y cultura

Termina el curso político. ¿Cómo lo ha vivido en Cultura?
De forma muy intensa. Ha estado marcado por la presidencia española de la UE, y hemos trabajado mucho para subrayar y resaltar el protagonismo de la cultura como oportunidad para la recuperación económica: la cultura genera empleo. Además, intentamos armonizar criterios y políticas sobre digitalización de patrimonio y cultura.

Se rumorea que la crisis podría reducir el número de ministerios. ¿Y si le toca al suyo?
Ni conozco ni me consta ese rumor, pero siempre apoyaría la decisión del presidente. Ha demostrado su inmenso compromiso con la cultura multiplicando el número de bibliotecas, invirtiendo en teatros, orquestas, cine y otras formas de expresión cultural.

Pero ha recortado en un quince por ciento su presupuesto...
Toda la sociedad, como los funcionarios en sus nóminas, ha sufrido recortes similares. La cultura no es ajena: la crisis nos obliga a arrimar el hombro en la recuperación económica. En el Ministerio seguimos teniéndolo claro: pese a los recortes, lograremos seguir facilitando a la ciudadanía el acceso a la cultura.

¿Cómo valora la aprobación de la Ley del Cine Catalán?
Respeto las decisiones tomadas por el Parlamento catalán, que ha intentado abordar el desequilibrio existente entre películas dobladas, en versión original y en otras lenguas de nuestro país. También el Ministerio, en su Ley del Cine, tiene previstas ayudas... Entiendo que, dado el momento delicado en el que vivimos por la transformación digital, Internet y la financiación del cine, distribuidoras y exhibidores manifiesten su preocupación. Espero que logremos esa transformación sin perder a nadie por el camino.