Un total de 157 niños saharauis, como cada mes de julio, procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf —al sur de Argelia— llegan este miércoles a Canarias pasar el verano con familias de la provincia de Santa Cruz de Tenerife dentro del programa que desarrollan la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui (ACAPS), la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (ACSPS) y la Delegación Saharaui en Canarias y en la provincia de Santa Cruz de Tenerife bajo el nombre de 'Vacaciones en Paz'.

Los menores llegarán esta madrugada —aproximadamente a las 05.00— al aeropuerto Reina Sofía-Tenerife Sur procedentes de los campamentos de refugiados saharauis en territorios argelinos, según informó la organización en un comunicado.

Con posterioridad y después de realizar los trámites administrativos oportunos, se trasladarán al I.E.S. Punta Larga en Candelaria, donde descansarán, tomarán un desayuno y se repartirán entre los diferentes comités locales y comarcales de la Asociación, que los entregarán a las familias acogedoras en cada municipio.

Estos menores, con edades comprendidas entre 7 y 12 años, permanecerán en el archipiélago hasta los últimos días de agosto o primeros de septiembre. Recordó la asociación que los niños "no tienen acceso a la alimentación necesaria para su crecimiento y carecen de servicios tan básicos como el agua potable y corriente o electricidad".

Durante su estancia, se llevarán a cabo revisiones médicas. Los niños se repartirán en estas vacaciones por las Islas de la provincia, distribuyéndose 7 entre familias de El Hierro, 21 en La Palma y el resto (129) en Tenerife, donde numerosos municipios participan en la iniciativa.

Las familias tinerfeñas, las instituciones y las organizaciones responsables han realizado en esta ocasión un esfuerzo "especial" a pesar de la crisis, logrando incrementar el número de niños acogidos este año en unos 20 con respecto al último verano.

En este sentido, ACAPS quiso agradecer la colaboración para el recibimiento y el transporte de los niños a los jóvenes voluntarios que ayudarán en esta edición, a AENA y TITSA así como al IES Punta Larga, a Cruz Roja, a los municipios que participan cada año en el proyecto y, en especial, a las familias acogedoras.