Cuatro españolas muertos en un accidente en Perú
Los cuerpos de las cuatro ciudadanas españolas que murieron en un accidente de tráfico. Oliver Delgado / EFE

Cuatro españolas que trabajaban en un proyecto de una ONG fallecieron y otros cinco resultaron heridos este miércoles en un accidente ocurrido en la región peruana de Cuzco (sureste), informó la policía de carreteras de dicha región.

Los heridos no están graves, pero tampoco levesLas víctimas mortales son María Jesús Such, natural de la provincia de Valencia; Soraya Macías (Salamanca); Lorena Guerrero (Almería) y Lidia Monjas (Madrid), según la identificación llevaba a cabo por las autoridades peruanas en colaboración con las españolas, precisó la fuente. Sus cuerpos han sido trasladados a la morgue de Cuzco, según la portavoz, que no pudo precisar cuándo serán repatriados. En un primer momento se aseguró que una de las fallecidas era una menor de quince años de edad, pero Exteriores ha confirmado que todas eran mayores de edad.

Los cinco españoles heridos son Silvia Albert (Valencia); Dolores Sánchez (Extremadura); Sergio Serrá (Valencia), Alan Santonja y Marta Díez, de cuya provincia de procedencia Exteriores no tiene datos. Todos ellos están siendo atendidos en el hospital San José de Cuzco, pero el Ministerio no ha podido aportar datos sobre su estado.

Un portavoz del hospital declaró a Radio Nacional de España que todos ellos se encuentran en la unidad de emergencias. "No están graves pero no están leves, una de ellas tiene altas posibilidades de que se le opere", señaló.

Se precipitó por un barranco

El accidente se registró hacia las 18,00 hora local (01.00 hora española) cuando el pequeño autobús en el que viajaba el grupo de españoles en las inmediaciones del sitio arqueológico de Pisac, a menos de 30 km de Cuzco, se precipitó por un barranco de unos 300 metros de profundidad.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron bomberos y policías de la ciudad peruana, situada unos 1.100 km al sureste de Lima, y evacuaron a los seis supervivientes, los cinco españoles y el conductor del vehículo.

 

Los nueve pasajeros del vehículo se encontraban en Perú para participar en un proyecto conjunto en la localidad de Quenco, en colaboración con la ONG peruana Sembrando, que preside la esposa del presidente de la República, Pilar Nores.

Tercer accidente mortal en Perú

Éste es el tercer accidente que sufren cooperantes españoles en Perú en los últimos años y el más grave por el número de víctimas.

  • El 6 de junio de 1999 Enrique Ayer López y Mercedes Arteche, cooperantes españoles de la Unión Europea en Perú, y el chófer peruano Alfredo Waman, murieron en las proximidades de Satipo (en el departamento de Junín) al chocar el vehículo en el que viajaban contra un camión estacionado en mitad de un camino en la selva.
  • El 29 de agosto de 2001, en un accidente muy similar al de este miécoles, el joven extremeño Angel Gonzálvez Solís murió y otros 14 cooperantes españoles resultaron heridos al caer el microbús en el que viajaban por un precipicio de 60 metros en el departamento de Cuzco. Los quince cooperantes realizaban una excursión al Parque Nacional Manu, después de haber concluido su trabajo en el programa "Vacaciones Solidarias" de la ONG "Solidaridad Internacional".

Además de estas muertes en accidentes de tráfico de españoles que participaban en proyectos solidarios en Perú, otro cooperante español, Marcos Lucas Sesarego, fue asesinado en 2007 cuando trabajaba en el Hogar San Camilo, un albergue de enfermos de SIDA en Chosica, a unos 40 kilómetros de Lima.

Vidas truncadas

María José Such trabajaba desde hacía seis años en un centro de acogida de menores de Xàtiva regido por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y colaboraba habitualmente con la parroquia de Navarrés aunque vivía en Llosa de Ranes (Valencia). Llevaba un año casada con su marido,Alan Boluda, de 34 años, que ha resultado herido en el accidente.

La mujer había viajado a Perú con su marido para colaborar durante veinticinco días de sus vacaciones en un proyecto de una ONG peruana, una vez concluido el curso a finales de junio.

Such había viajado para colaborar durante 25 días de sus vacacionesLorena Guerrero Sevillano vivía y trabajaba en Roquetas de Mar (Almería). La mujer, de 27 años y natural de Santander, trabajaba como profesora en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Aguadulce, de la localidad almeriense.

Soraya Macías García, natural de Gomecello (Salamanca), tenía 30 años y era hija de Nazario Macías Pedraz, concejal de Unión del Pueblo Salmantino de este municipio, por lo que la noticia ha causado gran consternación y dolor en el pueblo ya que era "muy querida" entre los vecinos y donde el Ayuntamiento celebrará un pleno extraordinario por su muerte.