Los saqueadores del Palau, Millet y Montull, se niegan a declarar en el Parlament

  • Han comparecido ante la comisión de investigación.
  • Se han acogido a su derecho constitucional a no declarar.
  • Pretenden no perjudicar más su situación como imputados.
El ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet, acompañado de su abogada Mireia Astort.
El ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet, acompañado de su abogada Mireia Astort.
Marta Pérez / EFE

Los saqueadores confesos del Palau de la Música, Fèlix Millet y Jordi Montull, han vivido este martes en silencio y con resignación su viacrucis en el Parlament, donde han cumplido con su particular condena política por el desvío de fondos del Palau al exponerse sin replicar a los reproches de los grupos.

En medio de una gran expectación, Millet y Montull han comparecido en la comisión de investigación del Parlament, donde, como estaba previsto, se han negado a responder a las preguntas de los diputados acogiéndose a su derecho constitucional a no declarar para no perjudicar más su situación como imputados.

Millet se ha limitado a leer una breve declaración en la que ha señalado que, al estar imputado en el procedimiento judicial "que todos ustedes conocen", no deseaba hacer "en estos momentos" ninguna declaración, por lo que, acogiéndose a los consejos de su abogada Miriam Astor -que le acompañaba en la sala- se ha acogía a su derecho constitucional a no responder a ninguna pregunta.

Sin la barba que le acompañó las últimas semanas y vestido con americana pero sin corbata, Millet ha asistido entonces a los reproches de los grupos con aire resignado, a veces distraído, en ocasiones aburrido -incluso ha llegado a resoplar- y a veces dibujado una media sonrisa irónica cuando los diputados más le apretaban.

Los diputados de ERC Pere Bosch y de ICV-EUiA Daniel Pi han encadenado una retahíla de reproches a la actuación de Millet al frente del Palau y le han emplazado sin éxito a responder a la pregunta de si desde la institución cultural que él dirigía se desviaron fondos a la Fundación Ramon Trias Fargas y a CDC.

El diputado Daniel Pi ha proclamado que en Catalunya "a partir de ahora no deben haber ni nombres intocables ni familias sagradas", de manera que los "mecanismos de alerta" contra los casos de corrupción deben aplicarse a todos sin distinción, se llamen los ciudadanos "Puig, Rodríguez o Millet".

Como estaba previsto, también se ha negado a declarar Jordi Montull, la mano derecha de Millet en el Palau de la Música, que ha escuchado impasible cómo los grupos han encadenado una batería de reproches y han lanzando preguntas al aire para saber si con su silencio Montull "encubría" a alguien.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento