La ciudad se hiela y muere un sin techo cerca del Ebro
Mil operarios trabajaron quitando hielo y nieve. Fabián Simón
El hielo y el frío fueron los amos ayer en Zaragoza. Un vagabundo de 43 años y de nacionalidad ucraniana murió en su chabola, junto al Ebro. El cuerpo no presentaba signos de violencia, por lo que no se descarta el frío como causa de la muerte.

Las caídas también fueron las protagonistas en los hospitales. Todo el mundo caminaba mirando al suelo, pero a pesar de la precaución, caídas y accidentes, incluso con roturas, fueron muy abundantes. El frío convirtió la nieve del martes en hielo, y la circulación de los peatones fue sobre todo patinaje.

Un joven resultó herido grave al resbalar de noche en la calle de los Diputados. En Vía Hispanidad una mujer fue atropellada, al caminar por la calzada porque la acera estaba helada, entre otros muchos incidentes.

La margen izquierda, La Paz, Torrero y Valdefierro fueron las zonas más perjudicadas y los vecinos se quejaban de falta de operarios para limpiar las aceras. Sin embargo, más de mil personas trabajaron contra el hielo, según el Ayuntamiento, y esparcieron casi 200 toneladas de sal.

Los problemas en el transporte urbano no se solucionaron hasta última hora de la mañana. En La Paz comenzaron el día incomunicados, ya que los buses no pasaban de Torrero.

Tampoco los 24 y 36 llegaban hasta Valdefierro.

Los servicios de limpieza siguieron trabajando anoche y se espera que hoy mejore la situación.